lunes, 29 de febrero de 2016

Curiosidades del deporte en 1921

Por Martín Estévez


La tapa
La protagonista de la portada de la edición N° 102 fue Ana Lía Obarrio, una de las mejores tenistas argentinas de aquellos años. En 1921, la revista bajó su cantidad de páginas: de 28 a 24.


Final suspendida ¡por cansancio!
Con esta ilustración presentó El Gráfico el inicio del Campeonato 1921 de rugby. En la final, Belgrano y San Isidro empataron 14-14 en el tiempo regular. Se jugaron dos suplementarios y siguieron igualados. Era tanto el cansancio, que los rugbiers ya no podían moverse. El juez decidió suspender el partido. Finalmente, se declaró título compartido: los dos fueron campeones.


Para todos los gustos
El Gráfico era en 1921 una revista de interés general; y por eso aparecían textos que ahora nos resultan realmente extraños, como “¿Cuál es la mejor edad para casarse?” (N° 80); “¿Debe castigarse a los niños?” (N° 81); un resumen de un campeonato internacional de gordura (N° 82); “¿Qué lado de la cara de usted es más inteligente?” (N° 89); y un texto sobre las dos clases de personas que existen: “las que se bañan y las que no se bañan” (N° 107).

¿Entrenadores, para qué?
Julio Kunz, arquero de la Selección de Brasil subcampeona en el Sudamericano de 1921, fue presentado en el N° 122 de El Gráfico como uno de los futbolistas más importantes e ídolo del público argentino. “Jamás tuve maestros. Los entrenadores sólo los he utilizado como masajistas. El dominio del arco requiere una habilidad instintiva en el goalkeeper”, contó en una entrevista.


Disculpas retroactivas
Quienes trabajamos en El Gráfico actualmente no podemos obviar ni negar los errores ideológicos que hubo en la revista en el pasado. Más allá de contextos temporales y sociales, nada justifica aberraciones como las que se escribían en 1921. Las editoriales de Aníbal Vigil contenían agresiones contra las personas obesas y contra las mujeres: “La educación femenina debe ser más corporal que intelectual. Si ha de ser madre, ¿de qué vale ser sabia, si su físico es pobre? Las feministas son locas. La mujer debe intelectualmente diferenciarse al hombre en todo lo posible, sino dejaría de ser bello sexo”, escribió en el N° 105. Igual de terrible fue un título del N° 128: “El sport entre los salvajes - Grandes campeones negros”. Lamentable.

46
Es la cantidad de ligas nacionales de fútbol que se jugaron en 1921. Entre ellas, por primera vez, las de Irlanda, Portugal, Ucrania y Costa Rica. Algunos campeones fueron Burnley (Inglaterra), Rangers (Escocia), Grasshopper (Suiza), Pro Vercelli (Italia), Peñarol (Uruguay), Nuremberg (Alemania), Guaraní (Paraguay) e Hispano América (Cuba).

¡Qué porquería es el fútbol!
Los que creen que en la década del 20 el fútbol era “romántico y hermoso”, se equivocan. El Gráfico se encargaba de atacarlo en las notas editoriales y sentía nostalgia del viejo fútbol: “En aquel entonces lo practicaba una juventud tan distinta a la de ahora. Hoy estimulan la prostitución del football y los clubs se van transformando en boliches de compraventa de jugadores” (Nº 94). “Las canchas se convierten en escenario de bandolerismo e inmoralidades de todo calibre” (Nº 107). “Hoy, cada club es un vulgar comité donde se agrupa el elemento más ruin y degenerado de cada barrio. Tiene su banda de matones, que obedecen a unos cuantos cabecillas” (N° 117).

El gran debut de Paraguay
En 1921, los argentinos ganaron por primera vez el Campeonato Sudamericano, que había sido creado cinco años antes. Lo consiguieron el 30 de octubre en cancha de Sportivo Barracas, al derrotar 1-0 a Uruguay con gol de Julio Libonatti, goleador del torneo. Pero la verdadera innovación del torneo fue la participación, por primera vez, de Paraguay (foto). Todos pensaban que serían goleados por sus tres rivales, pero debutaron con un triunfo ante el último campeón, Uruguay, y mostraron un muy buen nivel.


La frase
“El football no es un sport de salón. Es un juego violento y fuerte en el que se pone a prueba la resistencia de los jugadores”. Jorge Brown, futbolista, en el N° 114.

Algunos campeones
Copa de Honor: Banfield
FA Cup (Inglaterra): Tottenham Hotspurs
Wimbledon y US Open: Bill Tilden (Estados Unidos)
US Open femenino: Molla Bjurstedt (Noruega)
Copa Davis: Estados Unidos
Cinco Naciones (rugby): Inglaterra
Peso pesado (boxeo): Jack Dempsey (Estados Unidos)
Hockey masculino: San Isidro
Interclubs de waterpolo: Gimnasia y Esgrima

Huracán y Racing, campeones
El fútbol argentino seguía teniendo dos campeonatos. En el de la Asociación Amateurs, Racing fue campeón por octava vez, 8 puntos por encima de River, gracias a los 32 goles de Albérico Zabaleta (foto). En el de la Asociación Argentina festejó Huracán, que dejó atrás a Del Plata y Boca.


Tres cortitas
• En 1921 se jugó el primer campeonato de vóley de la historia argentina: lo organizó el Club Empleados de Compañías de Seguros.
• La francesa Suzanne Lenglen, campeona ese año en Roland Garros y Wimbledon, abandonó un partido… ¡por un ataque de tos!
• En el N° 106 se publicó un texto llamado “¡No sea chancho, caray!”, reclamando a las personas que no escupieran cuando viajaban en tranvía.

Publicado en El Gráfico N°4463 (noviembre de 2015)

miércoles, 24 de febrero de 2016

Básquet - Records en peligro

Por Martín Estévez

La edición 2015/16 de la Liga Nacional ya está en juego y te contamos cuáles son las estadísticas que pueden romperse durante esta temporada. Títulos, puntos, asistencias, rachas positivas y negativas... ¿Quiénes entrarán en la historia?

10 Leo Gutiérrez, el máximo campeón de la historia
Leonardo Gutiérrez es una leyenda de la Liga Nacional. El cordobés debutó en 1993, con la camiseta de Olimpia de Venado Tuerto, y desde entonces ha conseguido una gran cantidad de récords. A los 37 años, más que para batir las ajenas, juega para mejorar sus propias marcas. Una de las más importantes es su cantidad de títulos: 10, récord absoluto, logrados con Olimpia, Atenas (3), Ben Hur, Boca y Peñarol (4). Además, posee la mejor cifra de triples en un partido (15 ante Boca, en 2010) y de triples convertidos en la historia de la liga: es el único que superó los 2000. En esta temporada, con la camiseta de Peñarol, puede seguir aumentando sus cifras.

9 Atenas, el más ganador, suma seis años sin títulos
La Liga Nacional comenzó en 1985 y, desde esa temporada, trece equipos se consagraron campeones. El que más veces lo logró es Atenas de Córdoba, que se impuso en 1987, 1988, 1990, 1992, 1998, 1999, 2002, 2003 y 2009. Los primeros títulos estuvieron marcados por el liderazgo de Héctor Pichi Campana y Marcelo Milanesio. Sin embargo, los Griegos suman seis temporadas sin consagrarse, y arrancan la séptima sin buenos augurios (dos triunfos y cuatro derrotas). Desde su último festejo, Peñarol ha sumado cuatro campeonatos (2010, 2011, 2012 y 2014) y, con 5, se acomodó en el segundo lugar. No sólo eso: las finales de 2010 y 2011 fueron ante los cordobeses, que se quedaron en la puerta.

278 Peñarol-Boca, lluvia de puntos
El 8 de diciembre de 1992, en Mar del Plata, Peñarol y Boca jugaban un partido que, en la previa, no aparentaba nada de espectacular. Los locales, al menos, contaban con un equipo interesante, pero Boca ocupaba los últimos puestos. Sin embargo, fue un encuentro histórico. Ayudados por los tiempos suplementarios, terminaron metiendo 278 puntos: Boca dio la sorpresa y ganó 141-137. Nunca más se llegó a semejante cifra en la liga.

1782 Espil y un año mágico pero incompleto
Juan Espil es uno de los grandes basquetbolistas argentinos de la historia. Goleador argentino en los Mundiales 94 y 98, fue campeón de la liga con GEPU en 1993. Sin embargo, vivió una temporada incluso más brillante desde lo individual: en la 95/96 marcó nada menos que 1782 puntos, récord absoluto. El problema fue que su Atenas perdió 4-3 contra Olimpia, en una memorable final, y se quedó con las manos vacías.

17 Grandes rachas de triunfos
El récord de triunfos consecutivos es compartido por tres equipos. El primero en conseguir la marca fue Peñarol. Comenzó su racha positiva el 5/11/1993 y la terminó el 25/1/1994, cuando perdió 77-75 contra Atenas. Luego, fueron campeones tras una sencilla final contra Independiente de General Pico. Quince años después, Atenas también consiguió 17 victorias seguidas, entre el 3/10 y el 10/12/2008. Lo curioso fue que, así como los cordobeses habían cortado la racha de Peñarol, Peñarol cortó la racha de Atenas. Y los Griegos también fueron campeones ante Independiente. El último en sumar 17 triunfos fue Quimsa durante la temporada pasada: entre el 8/10/2014 y el 6/1/2015. Y, claro, se consagraron campeones pocos meses después.


5 Olimpo y un partido a puro Fair Play
Aunque mostraba un juego prolijo y alcanzó las semifinales de la liga, difícilmente el equipo de Olimpo de Bahía Blanca de la temporada 1991/92 hubiera quedado en la historia si no fuera por un curioso récord. En un partido contra Atenas jugado el 14 de febrero del 92, los bahienses apelaron una estrategia muy puntual: conociendo el alto porcentaje de tiros libres del rival (Milanesio y Campana, casi infalibles), apostaron a no cometer infracciones. Lo siguieron tan al pie de la letra que hicieron apenas ¡5! faltas en todo el partido. No sirvió: fue derrota. Encima, el mismo Atenas eliminó a Olimpo en semifinales, al ganarles 3-1 la serie. Luego de esa temporada, los bahienses abandonaron la liga.

0 El minitorneo sin bicampeón
En 2002 se instauró que, en medio de cada liga, los mejores equipos jugaran un minitorneo oficial. Se llamó Top 4 hasta 2005, cuando se sumaron más conjuntos y, como consecuencia, modificó su nombre por Súper 8. En esta temporada, volverá a ser Top 4. Quimsa, campeón en diciembre de 2014, podría conseguir un récord este año: ser el primer bicampeón del torneo, ya que, desde 2002, el ganador nunca pudo retener la corona al año siguiente.

63 Moten quemó las redes, pero no pudo ganar
En 1991, River contrató a un base estadounidense de 25 años que, pese a que había sido elegido en el draft de la NBA en 1987, no había tenido chances de mostrarse ahí. Tampoco se lució en los Millonarios, que terminaron descendiendo de categoría, por lo que en la siguiente temporada, la 92/93, Andrew Moten cambió de camiseta y probó suerte en Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia, dirigido por el legendario León Najnudel.
El 2 de mayo de 1993, jugó un partido magnífico por las semifinales de la liga. Fue ante GEPU, que tenía un gran equipo (Juan Espil, Esteban Pérez, Gabriel Fernández). Los de Comodoro ganaban 2-1 la serie al mejor de cinco y, si obtenían otro triunfo, avanzaban a la final. Moten desplegó lo mejor de su repertorio y marcó 63 puntos, con los que superó los 62 que el Pichi Campana le había hecho a Sport Club, jugando para River, en 1990. Su planilla finalizó con 12/17 en dobles, 5/14 en triples y un fabuloso 24/25 en tiros libres. Sin embargo, su hazaña no alcanzó y su equipo perdió 113-109. Y, luego, GEPU los eliminaría y sería campeón.
Moten siguió brillando en Gimnasia, al punto que fue el goleador de la temporada siguiente, la 93/94, al promediar 29,9 puntos por partido. Luego pasó a Racing, donde compartió equipo con el Chapu Nocioni, pero fueron apenas unos partidos, porque pronto abandonó el país y siguió su carrera en Brasil.

88,9% La noche que entraron todas
El 21 de marzo de 2014, los jugadores de Bahía Basket no podían creer lo que veían: cuando Regatas Corrientes tiraba, la pelota entraba. Una y otra vez, al punto que consiguieron la mayor efectividad en dobles en la historia de la liga: 88,9%, ya que acertaron 24 de 27 tiros. Y ganaron, claro, 106-94. Así, superaron el récord que ostentaban Independiente de Pico (86,4% ante Olimpia en 1996) y Ferro (mismo porcentaje contra Gimnasia de Comodoro en 1997).

6 En Olavarría, en Boca y en Peñarol
Sergio Hernandez es actualmente entrenador de la Selección Argentina y de Peñarol, y también posee el récord de ser el director técnico con más títulos en la Liga Nacional: 6. Sus éxitos comenzaron en Estudiantes de Olavarría, donde obtuvo el campeonato en las temporadas 1999/2000 y 2000/01. El tercero lo logró en Boca (foto), en la 2003/04. Y luego llegaron sus tres conquistas consecutivas en Peñarol: 09/10, 10/11 y 11/12. De esa manera superó a Rubén Magnano, que había sumado 4: 1992, 1998, 1999 y 2009. ¿Superará Oveja su propio récord en 2016?

16 Los años sin disfrutar una séptima final
La final de la primera Liga Nacional se definió al mejor de tres partidos. Luego comenzó a jugarse al mejor de cinco. Y, a partir de 1991, al mejor de siete. De las primeras diez series, tres llegaron hasta el épico séptimo juego: Olimpia-Atenas en 1996; Atenas-Independiente de General Pico en 1999; y Estudiantes de Olavarría-Atenas en 2000. Pero, en las siguientes quince series finales, el campeón se definió antes: ocho veces en el sexto partido; cinco ocasiones en el quinto; y dos veces la serie terminó con un lapidario 4-0.

19 El récord de asistencias…
Facundo Sucatzky ya tenía la mejor cifra de asistencias en una final: con la camiseta de Independiente de General Pico dio 14 contra Olimpia, en 1995. Y, luego, logró una marca nunca superada de pases gol en una temporada: 393 en 1995/96. Bastante tiempo después, el 24 de noviembre de 2002, el santafesino sumó otro récord: 19 asistencias para Libertad de Sunchales ante Andino de La Rioja.

30 … generó esta maldición
curiosamente, el récord de asistencias de Sucatzky dio comienzo a otra marca nunca superada: la de derrotas consecutivas. Aquella noche de 2002 fue también la noche de la primera de las ¡30! caídas seguidas que sumó Andino hasta el 9/5/2003. Fue un torneo espantoso de los riojanos, que en la temporada regular ganaron 1 de sus 36 partidos y terminaron descendiendo

Publicado en El Gráfico N°4463 (noviembre de 2015)

viernes, 19 de febrero de 2016

¡Nuestro voley es olímpico!

Por Martín Estévez

Sufrió, y sufrió mucho, pero la Selección Argentina de vóley consiguió la clasificación para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en un Preolímpico infartante. Los dirigidos por Julio Velasco habían vivido este año una gran Copa del Mundo (no confundir con el Campeonato Mundial) en Japón, donde sumaron 7 triunfos y 4 derrotas. Esas buenas actuaciones los convirtieron en favoritos en Caracas, donde superaron con facilidad a Colombia y Chile, pero tenían que enfrentar en el juego decisivo, por la única plaza para Río 2016, a los locales. 

Luego de cuatro sets muy cambiantes en los que ambos equipos mostraron irregularidad (25-12, 22-25, 25-12 y 25-27), la Selección ganó el quinto por un ajustado 15-12 y celebró su segunda clasificación consecutiva (llegó a cuartos de final en Londres 2012) y la quinta en seis Juegos Olímpicos, ya que sólo faltó a Beijing 2008. 

“Fue un año extraordinario –afirmó Velasco–, porque las Selecciones Sub 18 y Sub 21 fueron finalistas en los Mundiales, y la Mayor ganó los Juegos Panamericanos de Toronto y llegó a la definición de la Liga Mundial. Debemos corregir cosas para seguir creciendo y llegar bien a Río”.

Desde la asunción del actual entrenador, a principios de 2014, la Selección ha dado un salto de calidad y, especialmente, ha trabajado con prolijidad y sin conflictos internos. Facundo Conte, Luciano De Cecco y Sebastián Solé fueron las principales figuras en Caracas, pero lo importante fue el correcto nivel general. 

Ahora son ocho los seleccionados argentinos que aseguraron su participación en Río 2016; antes se habían clasificado el handball femenino y masculino, el hockey femenino y masculino, el fútbol masculino, el rugby masculino en versión de 7 y el básquet masculino.

Publicado en El Gráfico N°4463 (noviembre de 2015)

lunes, 15 de febrero de 2016

Fútbol (1926-1930)

Selección de Bolivia de 1926
Segunda División Argentina 1926
Final, tercer desempate: Honor y Patria (Bernal) 2 San Telmo 1

Amistosos 1927
Valencia (España) 3 Colo-Colo (Chile) 1
Barcelona (España) 5 Peñarol (Uruguay) 1
Peñarol (Uruguay) 6 Colo-Colo (Chile) 1
Racing (Argentina) 2 Real Madrid (España) 0
Chalaco (Perú) 1 Real Madrid (España) 4
México 1 Nacional (Uruguay) 3

Copa Lipton 1927
Final. Argentina 0 Uruguay 1 (Héctor Scarone)

Venta de entradas Campeonato Argentino 1927
1° Boca Juniors 156.829
2° San Lorenzo 112.540
3° Racing Club 101.231
4° Huracán 83.626
5° River Plate 76.850
6° Independiente 70.722
7° Ferro Carril Oeste 62.780

Amistosos 1928
Flamengo (Brasil) 0 Wanderers (Uruguay) 3
River Plate (Argentina) 1 Peñarol (Uruguay) 2

Amistosos 1929
Juventus (Italia) 4 Sportivo Barracas (Argentina) 1
Genoa (Italia) 1 Sportivo Barracas (Argentina) 1
Barcelona (España) 0 Sportivo Barracas (Argentina) 2
San Lorenzo (Argentina) 0 Chelsea (Inglaterra) 2
Independiente (Argentina) 1 Chelsea (Inglaterra) 1
Racing (Argentina) 1 Chelsea (Inglaterra) 0
Austria 3 Italia 0
River (Argentina) 3 Ferencvaros (Hungría) 4
Independiente (Argentina) 1 Torino (Italia) 2

Frase de 1930
"Entre nosotros, la tarea de entrenador de fútbol no ha sido objeto todavía de especialización. Los jugadores de los principales teams concurren una o dos veces por semana a las canchas de sus clubs a distraer sus ocios pateando al arco" (Ricardo Lorenzo Borocotó en El Gráfico N°591).

Tenis (1929-1930)

Campeonato del Río de la Plata 1929
Final femenina. Ana Lía Obarrio derrotó a María Elena Bushell.
Final masculina. Ronald Boyd derrotó a Guillermo Robson.

Campeonato Argentino 1929
Final femenina. María Elena Bushell a Ana Lía Obarrio. 
Final masculina. Carlos Morea a Lucilo del Castillo.

II Campeonato Nacional (1929) [pueden competir extranjeros]
Campeona femenina: Ana Lía Obarrio.

Campeón masculino: Guillermo Robson

Campeonato del Río de la Plata 1930
Final femenina. Ana Lía Obarrio derrotó a Nélida Giusti.
Final masculina. Lucilo del Castillo a Ronald Boyd.

Campeonato Sudamericano de tenis 1930 (Copa Mitre)
Campeón: Argentina (Carlos Morea, Ronald Boyd y Guillermo Robson)
Subcampeón: Chile.

Giras de 1930
La española Lily Álvarez y los ingleses Fred Perry, Harold Lee y Mrs. Holcroft Watson visitaron la Argentina.
* Fred Perry (ING) derrotó a Carlos Morea (ARG) 6-0, 6-4 y 6-4.
* Harold Lee (ING) derrotó a Ronald Boyd (ARG) 8-6, 6-4 y 6-2.
* Holcroft Watson (ING) derrotó a María Elena Bushell (ARG) 6-3 y 6-3.

III Campeonato Nacional (1930) [pueden competir extranjeros]
Final femenina. Lili de Álvarez (España) derrotó a Mrs. Holcroft Watson (Inglaterra) 6-2 y 6-2.
Campeón masculino: Fred Perry (Inglaterra).

domingo, 14 de febrero de 2016

Rugby (1928-1930)

Caricatura de 1928
Campeonato de The River Plate Union Rugby 1928
* Universitario 25 Buenos Aires 5
* San Isidro 6 Universitario 3
* Buenos Aires 10 Belgrano 8
* San Isidro 7 Buenos Aires 0
* GEBA 0 Universitario 0
* San Isidro 10 Universitario 3
* GEBA 23 Pacífico 0
* Universitario 15 Pacífico 3
* San Isidro 17 Pacífico 0
* Hindú 8 Pacífico 0
* Pacífico 5 Hindú 0
* San Isidro 7 Belgrano 0
* San Isidro 29 Belgrano 3
*** Campeón: San Isidro  (por 11ª vez consecutiva)

Campeonato de The River Plate Union Rugby 1929
"Todo parece indicar que el campeonato de este año será sumamente interesante y con seguridad mucho más que la temporada pasada, en la cual la técnica desarrollada fue tan pobre y los partidos interesantes tan escasos" (El Gráfico N°516).

* San Isidro 10 Buenos Aires 3
* GEBA 5 Universitario 3
* Universitario 13 Buenos Aires 3
* San Isidro 7 GEBA 3
* Universitario 17 Belgrano 3
* San Isidro 8 Universitario 0
* GEBA 11 Buenos Aires 0
* Buenos Aires 18 Belgrano 3
* Hindú 3 Curupaytí 0
* GEBA 19 Universitario 3
* Curupaytí 13 Belgrano 9
* Hindú 6 Belgrano 0
* GEBA 11 Hindú 3
* San Isidro 17 GEBA 0 (ante 10.000 espectadores)
* Buenos Aires 3 Pacífico 3
* San Isidro 35 Pacific 3
* Universitario 8 Pacific 3
*** Campeón: San Isidro (por 12ª vez consecutiva)

Campeonato de The River Plate Union Rugby 1930
* Universitario 8 GEBA 3
* San Isidro 3 Pacific 3
* San Isidro 6 Universitario 0
* GEBA 8 Buenos Aires 0
* Pacific 6 Hindú 5
* Curupaytí 8 Belgrano 3
* Universitario 9 GEBA 7
* San Isidro 4 Pacific 0
* GEBA 21 Buenos Aires 6
* GEBA 3 San Isidro 0
* San Isidro 21 Buenos Aires 0
*** Campeón: San Isidro (por 13ª vez consecutiva)

viernes, 12 de febrero de 2016

Racing Club - Temporada 1920

Última temporada de Juan Perinetti
Torneo de la Asociación Amateurs 1920
1) Ferro Carril Oeste (V) 2-1 (J. Barreto, P. Ochoa)
2) San Lorenzo (V) 1-2 (N. Perinetti)
3) Vélez Sarsfield (V) 2-1 (P. Sala, A. Ohaco)
4) Defensores de Belgrano (L) 3-1 (J. Hospital 3)
5) Gimnasia La Plata (L) 3-0 (J. Hospital 2, P. Ochoa)
6) Tigre (V) 0-2
7) Estudiantes -Caseros- (V) 1-0 (J. Hospital)
8) Quilmes (V) 6-1 (A. Ohaco 4, P. Sala, F. Olazar)
9) Barracas Central (V) 1-0 (P. Sala)
10) Estudiantil Porteño (L) 2-0 (P. Ochoa, A. Ohaco)
11) Atlanta (V) 1-0 (J. Barreto)
12) San Isidro (V) 3-1 (J. Hospital 2, A. Marcovecchio)
13) River Plate (L) 0-0
14) Platense (L) 1-0 (P. Ochoa)
15) Sportivo Buenos Aires (L) 4-0 (A. Zabaleta 2, F. Olazar, N. Perinetti)
16) Ferro Carril Oeste (L) 5-0 (J. Hospital 2, P. Ochoa 2, A. Zabaleta)
17) Independiente (L) 1-0 (A. Zabaleta)
18) Lanús (L) 1-0 (A. Zabaleta)
19) San Lorenzo (L) 1-2 (A. Zabaleta)
20) Vélez Sarsfield (L) 3-2 (A. Zabaleta, F. Olazar, A. Marcovecchio)
21) Gimnasia La Plata (V) 1-1 (A. Zabaleta)
22) River Plate (V) 2-0 (A. Marcovecchio 2)
23) Independiente (V) 1-2 (J. Perinetti)
24) Estudiantil Porteño (V) 2-2 (J. Barreto, A. Zabaleta)
25) Estudiantes -Caseros- (L) 4-0 (A. Zabaleta, J. Perinetti, N. Perinetti, D. Brisotti)
26) Platense (V) 0-1
27) Atlanta (L) 2-2 (A. Zabaleta, N. Perinetti)
28) Quilmes (L) 3-1 (A. Marcovecchio 2, A. Zabaleta)
29) Defensores de Belgrano (V) 3-0 (N. Perinetti, A. Zabaleta, A. Marcovecchio)
30) Sportivo Buenos Aires (V) 2-1 (A. Marcovecchio, A. Comaschi)
31) Tigre (L) 7-0 (A. Zabaleta 2, A. Marcovecchio, J. Barreto, J. Hospital, N. Perinetti, P. Ochoa)
32) San Isidro (L) 6-0 (P. Ochoa 3, A. Zabaleta 2, J. Barreto)
33) Barracas Central (L) 2-0 (P. Ochoa, A. Zabaleta)
34) Sportivo Almagro (V) 1-0 (P. Ochoa)

2° puesto (entre 19 equipos). Sumó 54 puntos. Jugó 34 partidos. Ganó 25, empató 4 y perdió 5. Metió 77 goles y le hicieron 23.
El goleador: Alberico Zabaleta, con 18 goles.

Copa Competencia 1920 (oficial)
16° de final: Ferro Carril Oeste (L) 2-1 (A. Zabaleta 2)
8° de final: Defensores de Belgrano (L) 1-0 (A. Marcovecchio)
4° de final: Clasifica automáticamente por sorteo
Semifinal: Sportivo Almagro (V) 0-2
Eliminado en semifinales

Partidos amistosos 1920
1) Vélez Sarsfield (L) 2-0 (P. Ochoa, A. Ohaco)
2) River Plate (L) 1-0 (P. Sala)
3) Gimnasia -Rosario- (L) 2-1 (A. Ohaco)
4) Ranchos (V) 3-1 (P. Sala 2, H. Martín Barceló)
5) Mitre -Tucumán- (V) 5-2 (A. Zabaleta 3, P. Ochoa 2)
6) Atlético Tucumán (V) 6-0 (A. Zabaleta 3, J. Hospital, J. Perinetti, P. Ochoa)
7) Gimnasia La Plata (V) 1-1 (A. Marcovecchio)

Los datos. *Juan Nelusco Perinetti finalizó su carrera en Racing con 95 partidos registrados y 86 goles convertidos, sumando partidos oficiales y amistosos. *La capacidad del estadio de Racing era de 20.000 espectadores. 

Resumen total 1920. Jugó 44 partidos. Ganó 33, empató 5 y perdió 6.

Goleadores en partidos oficiales (1903-1920)
1) Alberto Ohaco 200
2) Alberto Marcovecchio 175
3) Pablo Frers 68
4) Juan Hospital 66
5) Juan Perinetti 61
6) Albérico Zabaleta 43
7) Nicolás Vivaldo 33
8) José Seminario 31
9) Germán Winne 25
10) Natalio Perinetti 24
11) Ignacio Oyarzábal 23
12) Francisco Olazar 21
13) Zoilo Canaveri 18
14) Emilio Firpo 14
15) Pedro Ochoa 14

Goleadores en partidos amistosos (1903-1920)
1) Alberto Ohaco 45
2) Alberto Marcovecchio 28
3) Juan Perinetti 25
4) Pablo Frers 12
5) Pedro Ochoa 12
6) Nicolás Vivaldo 11
7) Albérico Zabaleta 11
8) Francisco Balestrieri 8
9) Modesto Alvear 8

Partidos oficiales jugados (1903-1920)
1) Alberto Ohaco 144
2) Alberto Marcovecchio 108
3) Juan Perinetti 73
4) Juan Hospital 63
5) Pablo Frers 44
6) Albérico Zabaleta 36
7) Francisco Olazar 35
8) José Seminario 33
9) Ignacio Oyarzábal 31
10) Germán Winne 31
11) Nicolás Vivaldo 30
12) Ángel Betular 22
13) Natalio Perinetti 22

Partidos amistosos jugados (1903-1920)
1) Alberto Ohaco 34
2) Juan Perinetti 22
3) Alberto Marcovecchio 22
4) Ignacio Oyarzábal 10
5) Modesto Alvear 9
6) Pablo Frers 9
7) Juan Hospital 9

Resumen partidos oficiales 1903-1920
Jugó 380 partidos. Ganó 284, empató 43 y perdió 53. Metió 952 goles y le hicieron 287.

Resumen total 1903-1920

Jugó 496 partidos. Ganó 364, empató 65 y perdió 67.

jueves, 11 de febrero de 2016

Siete preguntas a un crack argentino del squash

Por Martín Estévez

Si no sabés qué es el squash, Leandro Romiglio, uno de los mejores jugadores de nuestro país, te cuenta cómo se juega, por qué atrapa y cuál es la situación en la Argentina de uno de los deportes más antiguos.

La diferencia de popularidad entre el fútbol y el squash, en nuestro país, es enorme. Sin embargo, la diferencia entre sus nacimientos fue mínima: el fútbol se reglamentó por primera vez en 1863, mientras que el squash tuvo sus reglas iniciales en 1864. Pese a su antigüedad, en la Argentina nunca ha sido un deporte popular.

Para difundirlo, podríamos explicar nosotros mismos de qué se trata, pero se nos ocurrió algo mucho mejor: que lo hiciera uno de los principales jugadores argentinos, Leandro Romiglio.

Marplatense de 24 años, proviene de familia de squash: su papá Marcelo jugaba y hoy es entrenador de la Selección Nacional. Uno de sus hermanos también compite. Este año, Leandro ganó la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Toronto, derrotó a Martin Knight (47° del mundo) y obtuvo su primer torneo del circuito profesional (PSA): la Northfield Cup, en Canadá. Actualmente ocupa el puesto 118° del ranking mundial; y en diciembre formará parte del equipo argentino en el Mundial de Kuwait.

-¿Qué suelen decirte cuando contás que jugás al squash?
-Hay dos versiones: la gente que no sabe de qué se trata, y la que me pregunta si se juega en el agua. Suelen tener ideas medio raras de lo que es, porque la verdad es que no es muy conocido.

-¿Y qué es el squash para vos?
-Es un deporte muy adictivo. Esa es la definición, lo primero que me viene a la mente. No conozco a nadie que haya empezado a jugar y lo haya dejado. Es un deporte que engancha, porque todo el tiempo tenés que estar detrás de la pelota, vas mejorando, y te das cuenta de que cada vez le pegás mejor. Y a nivel técnico, se juega en una cancha de 10 metros por 6, tiene una pared frontal, dos paredes laterales y un vidrio atrás. Básicamente, se trata de ganarle el punto al rival poniéndole la pelota lo más lejos posible y utilizando diferentes efectos. Necesitás estar rápido para desplazarte. Al ser una pelota de goma, podés jugar pelotas largas, cortas, altas. No es saltarina, pica lo mínimo.

-¿Qué es lo mejor y lo peor de jugar squash en la Argentina?
-En todos los países, lo mejor del squash es la unión que se genera. A pesar de ser individual, deja muchos amigos. Es un deporte que une; aunque juegues contra otro está todo bien, no hay demasiada competencia. Lo peor, al no ser tan conocido, es que acá no es bien remunerado. Eso genera que haya pocos jugadores compitiendo, porque no hay incentivo económico. A veces se organiza un torneo y los jugadores no van a competir porque pierden plata. Gastás todo en un viaje, y después hay dos otros torneos a los que no podés ir. Además, Argentina queda bastante lejos de todos lados, y viajar es muy caro. Eso son los dos puntos más difíciles.

-¿Cuántos argentinos pueden vivir del squash?
-Hoy en día, ninguno. La mayoría de los chicos que viajamos para jugar tenemos que hacer otra cosa, aunque sea dar clases, trabajar en nuestro club, organizar torneos… Lo que sea. Algunos de nosotros tenemos apoyo del ENARD; y si nos quedáramos acá, tal vez la plata nos alcanzaría, pero gastamos la mayor parte viajando para jugar torneos, entonces no alcanza.

-¿Cuál es el mejor jugador de squash es el mundo?
-Creo que está demostrado que el mejor es el egipcio Rami Ashour, que estuvo en la Argentina en 2013. Tuve la suerte de compartir un rato la cancha con él. Desde hace algunos años viene sufriendo lesiones, y es un poco irregular, pero cada vez que vuelve, gana los torneos que juega. Y, con más constancia, hay tres por encima del resto: el inglés Nick Matthew, el egipcio Mohamed Elshorbag y el francés Gregory Gaultier.

-¿Entre esos jugadores y vos, más allá de las posibilidades económicas, cuál es la mayor diferencia dentro del campo de juego?
-Se nota en el ritmo y en el nivel de competencia: ellos están todo el tiempo jugando torneos grandes, entre ellos, siempre contra los mejores diez del mundo. El ritmo de jugar contra los mejores te hace estar ahí arriba. Es un deporte en el que el estado físico y la experiencia importan mucho, porque todos tienen golpes parecidos, pero hay que saber elegirlos.

-¿Cuál fue tu día más feliz en el squash?
-Hubo varios. En el 2013 se hizo el Panamericano de squash en la Argentina. Estuvieron un montón de tiempo organizándolo, se armó un evento en el country club de Tortugas, en Buenos Aires, y se inauguró una cancha de vidrio, que hacía un montón que no había. Trajeron a Rami Ashour y salimos campeones panamericanos después de ganarle a México, un rival muy duro. Y también cuando gané mi primer torneo profesional, hace pocos días en Canadá. Fue muy lindo, me sentí muy bien.


Golf (1929)

Los diez mejores golfistas de 1929 (según el estadounidense George Greenwood)
1° Bobby Jones ( ); 2° Cyril Tolley (Gran Bretaña); 3° Walter Hagen (Estados Unidos); 4°Abe Mitchell (Gran Bretaña); 5° George Duncan (Gran Bretaña); 6° Gene Sarazen (Estados Unidos); 7° J. Farrell (Estados Unidos); 8° A. Compston (Gran Bretaña); 9° Charles Whitcombe (Gran Bretaña); 10° Leo Diegel (Estados Unidos).

miércoles, 10 de febrero de 2016

Ciclismo (1919-1929)

Cosme Saavedra
Vuelta de Francia 1919
1° Lambot (Bélgica) 5.560 kilómetros en 231h 7m 15s.

Vuelta de Francia 1920
1° Fhillippe Thys (Bélgica). 5500 kilómetros en 228 horas 36m 13s.

Ciclismo argentino 1925-1926
Cosme Saavedra, considerado por El Gráfico como el mejor ciclista argentino de 1925 y 1926.

Estrella de 1929
"Cosme Saavedra, el mejor ciclista de la América del Sur, atraviesa un gran momento de su vida. Se halla en el mejor estado que luciera desde su iniciación en el ciclismo, como lo confirman las impresionantes victorias que obtiene en las competencias en que participa" (El Gráfico N°497).

¿Y si Racing-Boca hubieran jugado en 1863?

Por Martín Estévez / Foto: Alejandro Del Bosco / Retoque digital: Fernando Delmonte

Para hacer más llevaderos estos días sin torneo local, te proponemos un juego: imaginar cómo habría sido el último clásico bajo el reglamento original del fútbol. La del Cata Díaz no era penal, Erbes no se iba expulsado y se hacían más goles. ¿Quién hubiera ganado?

El fútbol, o algo parecido al fútbol, se juega desde hace miles de años. Asiáticos y americanos patearon cráneos y vejigas infladas por diversión desde tiempos indocumentados. Pero el primer intento de escribir un reglamento sobre ese juego se hizo en 1848, cuando cinco colegios de Inglaterra se juntaron para redactarlo. Tuvo poca difusión y, para peor, ese reglamento se perdió.

Por lo tanto, el primer reglamento conocido fue creado por la Football Association, precursora de la FIFA, en 1863. Luego, las reglas fueron modificadas una y otra vez hasta la actualidad. Para conocer algunos detalles interesantes de aquel primer texto, intentemos imaginar cómo habría sido el Racing-Boca jugado el domingo con el reglamento original del fútbol.

Insistimos: se trata de un juego para conocer las reglas antiguas. De ningún modo es posible determinar realmente qué hubiera pasado.

Minuto 4. ¡Gol de Boca! Pase de Pablo Pérez, Lodeiro gira en el área y remata. ¿En la realidad atajó Saja? Sí, pero en 1863… ¡no existían los arqueros! Comenzaron a usarse una década después. Racing 0 – Boca 1.

Minuto 5. ¡Gol de Racing! Desborda Pillud, centro atrás y cabezazo de Acuña. Todo válido, incluso el pase, ya que originalmente sólo se permitían pases hacia atrás. Racing 1 – Boca 1.

Minuto 11. ¡Gol de Boca! Pablo Pérez remata cruzado y, sin Saja en el arco, la pelota entraba sin problemas. Racing 1 – Boca 2.

Minuto 15. ¡Gol de Boca! Pablo Pérez está insaciable. Aprovecha un rebote y remata bajo, al centro del arco. Sin arquero, como sucedía en 1863, terminaba adentro. Racing 1 – Boca 3.

Minuto 23. Erbes escapa a su marca y tira el centro para Calleri, que la empuja a la red. ¿Gol? No: en 1863, como en el rugby, no se permitían pases directos hacia adelante. Recién serían válidos en 1866. Así que Calleri quedó un pasito en offside. Siguen 1-3.

Minuto 26. ¡Gol de Racing! Centro hacia atrás de Acuña, cabezazo de Lollo y la pelota pega en el travesaño. ¿Por qué gol? Porque en 1863 no había travesaño: la pelota tenía que pasar entre los postes a cualquier altura. Racing 2 – Boca 3.

Minuto 30. Gran desborde de Bou, pase hacia atrás, remata Romero y la pelota rebota en la mano del Cata Díaz. ¿Infracción? No: en el reglamento original se permitía tocar la pelota con la mano, siempre y cuando no se agarrara. ¡Siga, siga! Queda la duda de saber, sin Orion, si la pelota terminaba en el arco.

Minuto 44. ¡Gol de Racing! Gastón Díaz mete un derechazo tremendo centímetros arriba del travesaño. Pero ya lo dijimos: no hay travesaño. Racing 3 – Boca 3.

Minuto 46. ¡Gol de Racing! Centro atrás de Gastón Díaz y cabezazo alto de Acuña, pero “entre los palos”. En 1863, golazo. Y fin del primer tiempo. Racing 4 – Boca 3.

Minuto 47. Segundo tiempo. A los 2 minutos, lateral para Boca. Lo saca Peruzzi y, de aire, Erbes la revienta hacia arriba. ¡Infracción! Originalmente, tras un lateral, había que esperar que la pelota tocara el suelo. El domingo se realizaron tres laterales "ilegales": los otros fueron en los minutos 54 (lanzó Colazo, lo interrumpió en el aire Gastón Díaz) y 69 (pase de Peruzzi, toque de Tobio).

Minuto 59. Calleri toca la pelota y se le va hacia el lateral. La corre, pero llega cuando está afuera. ¿Lateral para Racing? No, sería para Boca: en 1863, el lateral lo hacía el equipo que tocaba el balón una vez que estaba afuera.

Minuto 77. Erbes comete una fuerte infracción. En 2015 fue segunda amarilla y expulsión. En 1863 no había tarjetas y no se podía expulsar a nadie. Por lo tanto, seguirían 11 contra 11, en vez de 11 contra 9.

Minuto 82. ¡Gol de Racing! Centro hacia atrás de Acuña, cabezazo de Lollo y, sin Orion en el arco, iba derecho a la red. Racing 5 – Boca 3.

Minuto 87. Infracción sobre Gastón Díaz y penal. Pero los penales se crearon en 1899: antes, las faltas se ejecutaban donde habían sido cometidas. Así que todo hubiera terminado en un tiro libre con destino incierto.

¡Final! En 2015, Racing 3 – Boca 1. En 1863, Racing 5 – Boca 3. Ayer y hoy, al menos, el ganador hubiera sido el mismo.

martes, 9 de febrero de 2016

La culpa es de Heathfield Stephenson

Por Martín Estévez

Sin Messi, Agüero ni Higuaín, la Selección de Martino no tiene futbolistas que hayan convertido tres goles en un partido con la celeste y blanca. ¿Por qué la falta de hat-tricks es responsabilidad de un jugador de críquet del siglo XIX?

La Selección Argentina no hizo goles en los dos primeros partidos de las Eliminatorias, y rápidamente se buscan culpables. Martino, Pastore, Tevez, Antonio Valencia, quien sea. Por la falta de un goleador capaz de marcar un hat-trick con la celeste y blanca, proponemos echarle la culpa a Heathfield Stephenson.

Los últimos futbolistas que anotaron tres goles en la Selección mayor (logro llamado “hat-trick”) fueron Gonzalo Higuaín, Lionel Messi y Sergio Agüero. Ninguno estuvo presente ante Paraguay. Carlos Tevez, por su parte, logró un hat-trick en los Juegos Olímpicos 2004. Fuera de ellos, hay que retroceder hasta Gabriel Batistuta en el Mundial 1998 para encontrar un tipo capaz de gritar tres veces.

¿Por qué metemos al tal Stephenson en todo esto? Porque es el creador del hat-trick. Heathfield fue un jugador de críquet, nacido en Inglaterra en 1833. El críquet es un deporte similar al béisbol, muy popular en su país, y también con cierta trascendencia en la Argentina a principios del siglo XX.

En el año 1858, durante sus partidos, sucedía un momento muy especial. Cuando Heathfield (conocido como “HH”) se preparaba para lanzar la bola, los espectadores pasaban una gorra y colocaban dinero dentro. Si HH conseguía eliminar a los tres lanzadores rivales de manera consecutiva, se quedaba con parte del dinero y con el sombrero (“hat” en inglés). Era considerado un verdadero mago del lanzamiento; por eso, tiempo después, a esa jugada la llamaron el truco del sombrero (“hat-trick”).

La expresión siguió usándose en Inglaterra, pero en la Argentina recién se popularizó en el siglo XXI, con la moda de que, quien convierte tres goles en un partido, se lleva de regalo una de las pelotas con las que se jugó.

Sin embargo, el hat-trick también se aplica a otros deportes. En el Mundial de rugby, por ejemplo, lo consiguió hace pocos días el sudafricano Bryan Habana: marcó tres tries en el partido ante Estados Unidos. También se utiliza en el béisbol (marcar tres home runs) y en el automovilismo (hacer la pole position, el récord de vuelta y ganar la carrera).

En esta larga semana de Eliminatorias para el Mundial 2018 y la Eurocopa, los únicos que consiguieron un hat-trick fueron el liberiano William Jebor (contra Guinea-Bissau), el sirio Osama Omari (ante Afganistán), el escocés Steven Fletcher (frente a Gibraltar) y el maldivo Ali Ashfaq (se los hizo a Qatar).

La Argentina, mientras tanto, arrancó sufriendo las Eliminatorias y muy lejos de los hat-tricks. La culpa no es de Martino, Messi, Agüero ni Tevez. La culpa, claro, la tiene Heathfield Stephenson.

HH Stephenson, figura histórica del críquet

lunes, 8 de febrero de 2016

Manual para entender el béisbol en cinco minutos

Por Martín Estévez

Se viene un fin de semana sin fútbol local. Si no te alcanza con los partidos de la Selección y ya no sabés que mirar, te explicamos rápidamente qué es eso de pegarle a la bola con un bate.

Si entendés las reglas del béisbol, este texto no tendrá nada nuevo para vos. Pero si no entendés nada de nada, y te genera curiosidad, en apenas cinco minutos (de verdad, los contamos) podés aprender los datos básicos.

1) El béisbol no es un deporte nuevo que sólo les gusta a los estadounidenses. Tuvo su primer reglamento (1796 en Alemania y 1845 en Norteamérica) antes que el del fútbol (fue en 1848). Y también genera pasión en Colombia , Cuba, Puerto Rico, República Dominicana, Venezuela, Holanda y, aunque no lo creas, en Japón.

2) En el béisbol se enfrentan dos equipos. El objetivo es sumar más puntos que el otro. Cada equipo tiene nueve turnos (entradas) para lograrlo. Se juega sin tiempo.

3) ¿Qué pasa en una entrada? Un equipo lanza y el otro batea (el bate es el palo con el que se golpea la pelota). El equipo que lanza tiene que eliminar a tres bateadores para dar por terminado el turno. El que batea tiene que aprovechar su turno para sumar puntos.

4) ¿Cómo se elimina a un bateador? Hay tres formas.

*La primera es que haya tres lanzamientos válidos en los que el bateador no consiga pegarle a la bola (cada uno de esos tiros se llama “strike”). ¿Cómo se sabe si es válido? Detrás del bateador hay un juez que lo determina; para que sea válido, la bola tiene que pasar por un espacio determinado.

*La segunda forma de eliminar un bateador es que, cuando él le pega a la bola, alguno de los nueve jugadores distribuidos en el campo de juego la atrape antes de que toque el suelo.

*La tercera manera es que, luego de batear, el balón llegue antes que el bateador a la base inmediatamente posterior, o en su defecto que alguien toque el cuerpo del bateador con la bola. Las bases son los cuatro extremos del rombo cuyo centro es el lanzador.

5) ¿Cómo se suma un punto?

Cuando un bateador toca la cuarta y última base (“home”), que es donde comenzó bateando. Previamente, debe haber tocado las tres bases anteriores.

Una vez que el bateador golpeó la bola, puede correr de base a base cuando prefiera, incluso cuando está bateando un compañero suyo o cuando el balón está en manos del lanzador. Siempre, claro, debe estar atento a no ser eliminado.

No puede haber más de un jugador en la misma base.

Cuando un lanzador realiza cuatro tiros inválidos, también llamados “bolas”, y el bateador ni intentó golpear, puede avanzar, sin riesgos de ser eliminado, hasta la base siguiente.

Por último, si el bateador golpea la bola con fuerza y logra enviarla a las tribunas o fuera del estadio, él (y todos los bateadores que hubiera en otras bases) recorrerán libres el campo y sumarán automáticamente un punto cada uno. A esa jugada se le llama “Home run”. En un Home run pueden sumarse hasta cuatro puntos.

6) No hay empate. Si terminan igualados tras las nueve entradas, se juega una entrada extra.

7) No hay límite de puntos. Se puede ganar 1-0 o 100-99.

8) El béisbol es un deporte lento. La mayor parte del tiempo, la bola no está en juego. Así que, si vas a darle una chance, tratá de mirarlo con alguien o, mientras tanto, estar haciendo otra actividad. Al menos, tomando un café.