domingo, 14 de septiembre de 2014

Cayo Apuleyo Diocles - La estrella del siglo II

Por Martín Estévez

Cayo Apuleyo Diocles ganó 1462 carreras sobre caballos. Habría sido el deportista mejor pagado de la historia.

El deportista más rico de la historia. Más de mil triunfos en su haber. Adorado por distintos sectores de la sociedad. Veinticuatro años de carrera repletos de éxito. ¿Quién acumuló esos logros? Cayo Apuleyo Diocles.

Los primeros registros sobre la existencia del deporte datan del año 776 antes de Cristo, cuando en Grecia comenzaron a disputarse los Juegos Olímpicos. Coroebus de Elis (primer ganador), Orsippos (perdió la ropa y siguió corriendo desnudo) y Cynisca (la mujer que derrotó a los hombres) fueron algunos nombres destacados. La segunda gran etapa del deporte se produce en el Imperio romano, con las carreras sobre carros impulsados por entre dos y siete caballos. El más destacado de los “aurigas“ (jinetes) fue Cayo Apuleyo Diocles. Todo lo que se sabe de él surge de dos documentos tallados: uno que financiaron sus admiradores y otro que le dedicaron sus dos hijos (Cayo Apuleyo Nimfidiano y Nimfidia) tras su muerte. El primero, que detalla su carrera deportiva, podría ser acusado de subjetivo, pero los gobernantes del Imperio ordenaban pena de muerte para quienes inscribieran mentiras, por lo que se supone que los datos son lo más certeros posible.

Diocles nació en Augusta Emerita (actual territorio español) en el año 104. Cuando empezó a destacarse, viajó a Roma para participar de las principales competencias, que se realizaban en el Circo de Nerón (actualmente, el Vaticano). Eran carreras salvajes: siete vueltas (unos 4 kilómetros) con muchísimo dinero en premio y varias muertes por competencia. Los aurigas se dividían en cuatro “equipos“ de distintos colores, que representaban a diferentes sectores de la sociedad. Diocles comenzó a los 18 años, en el equipo blanco, y ganó por primera vez en el año 124. A los 24 años se cambió al equipo verde y tres años después, se vistió de rojo, color que nunca abandonó. Se retiró a los 42 años, 7 meses y 23 días. Totalizó 4257 carreras y 1462 triunfos; y 2899 veces finalizó entre los tres mejores. En 502 de sus victorias había comenzado en el último lugar. Y llegó a ganar 103 veces seguidas. 

Murió en Praeneste (actual Roma) entre los años 146 y 160. “Con nobilísimo esplendor brilla Diocles“, relata la inscripción en latín. “Fue héroe de las muchedumbres más apasionadas, ídolo de un pueblo que cifraba su felicidad en estas dos solas palabras: panem et circenses (pan y circo)”, escribió el fallecido arqueólogo español Antonio García y Bellido. 

Dos investigaciones modernas alimentaron su leyenda. En 1790, el historiador español Juan Francisco Masdeu puso en duda que Diocles cambiara de equipos y propuso la teoría de que siempre compitió para los rojos, pero en carreras organizadas por distintas facciones. Y en 2010, Peter Struck, profesor en la Universidad de Pennsylvania, aseguró que Diocles es el deportista que más dinero ganó en la historia; sus 35.863.120 sestercios actualmente equivaldrían a 15 mil millones de dólares. En los últimos siglos, el más ganador fue Tiger Woods, que “apenas“ supera los mil millones. ¿Más? En 2004, el escritor Jesús Maeso de la Torre publicó El auriga de Hispania, novela histórica con Diocles como personaje central

El mundo hace 1800 años
El siglo II en el que brilló Cayo Apuleyo Diocles forma parte de la Edad Antigua, período que abarca desde la invención de la escritura (alrededor del 3600 a. C.) hasta la caída del Imperio romano (476 d. C.). En aquellos tiempos, el Imperio romano acumulaba cinco siglos como centro del poder gracias a sus sanguinarias políticas de conquista. En el año 106, por ejemplo, 500 mil dacios fueron asesinados o esclavizados por oponerse a su dominio. Fue la era de los “cinco buenos emperadores“ que fortificaron a Roma, entre ellos Adriano (imagen) y Marco Aurelio, quien escribió Meditaciones, texto en el que repasó los aprendizajes que acumuló en su vida, no tan lejanos a los nuestros. Fue el siglo en el que comenzó a producirse jabón masivamente y en el que los mayas ganaron territorio en América.

PUBLICADO EN EL GRÁFICO Nº4444 (MARZO DE 2014)

jueves, 11 de septiembre de 2014

El medallero (febrero de 2014)

Por Martín Estévez

Oro: Ricardo Giles
Toto fue un símbolo de la Selección Argentina de rugby. Hizo una gran pareja de centros con Guillermo Ehrman durante la década de 1940. Fundador de Pucará, ganó dos torneos de la URBA con ese club y fue tapa de El Gráfico en 1949. Murió a los 93 años.

Plata: Lionel Messi
Se convirtió en el máximo goleador de clubes en España: 337 goles en el Barça. Quedó tercero entre los anotadores históricos de la liga, superó a Di Stéfano y alcanzó a Raúl. Y llegó a los 66 goles en Champions League y a la final de la Copa del Rey. ¿Qué más?

Bronce: Pablo Bertone
El escolta cordobés que juega en el básquet universitario de Estados Unidos (NCAA) clavó su récord de puntos: 34 para que Florida Atlantic derrote 82-71 a UAB (10/15 dobles, 3/5 triples y 5/6 libres). Además bajó 4 rebotes. A los 23 años, tiene futuro de Selección.

Plomo: Martín Morel
Hace cinco años, el volante ofensivo era figura de un Tigre que peleaba los primeros puestos y merodeaba el campeonato. En 2014, luego de pasos tibios por Universitario de Perú y All Boys, fue separado del plantel de Atlético Tucumán por indisciplina.

Lata: Juan Mónaco
Desde agosto de 2013 solamente ganó un partido y perdió 8. En la Copa Davis volvió a mostrar poco (cayó en sets corridos ante Fognini) y quedó fuera de los cuarenta mejores del ranking mundial. A los 29 años, su carrera atraviesa un bajón enorme. ¿Se recuperará?

Cartón: Blas Giunta
Su ciclo en Almirante Brown había sido sorprendentemente largo: dirigió al club en 296 partidos durante más de siete años. Su ciclo en Quilmes resultó sorprendentemente corto: dirigió apenas 9 partidos, de los que ganó 1, empató 4 y perdió 4. Mal paso en Primera División.

PUBLICADO EN EL GRÁFICO Nº4444 (MARZO DE 2014)

domingo, 7 de septiembre de 2014

Los años mundiales

Por Martín Estévez 

Desde 1986, cinco de las Copas del Mundo más importantes (fútbol, básquet, vóley, hockey femenino y hockey masculino) se juegan con apenas meses de diferencia. En esta nota repasamos cómo le fue a nuestro país desde que en 1950 se juntaron las de fútbol y básquet, pasando por el triste 1970 y el ambiguo 2002.

Al principio, cada cuatro años, lo que había era un año bisiesto. Desde 1930, lo que hay es un Mundial de fútbol. Y en las últimas décadas, lo que aparece en uno de cada cuatro años es una sucesión de Copas del Mundo de cuatro de los deportes que más apasionan a los argentinos: fútbol, básquet, vóley y hockey sobre césped. Ahora que estamos en uno de esos años especiales, el 2014, respondamos la siguiente pregunta: ¿cómo le fue a la Argentina en cada uno de los años mundiales?

Los años cincuenta y sesenta
En las primeras Copas del Mundo de fútbol, Argentina terminó subcampeona (1930), eliminada en primera ronda (1934) y no participó en 1938. Era el único Mundial que nos importaba, y ni siquiera tanto como ahora. El vóley vivió su primera Copa del Mundo en 1949, y los siguientes torneos tampoco coincidieron con el de fútbol: 1952, 1956 y 1960. Entonces, la primera vez que un año tuvo dos Mundiales atractivos para los argentinos fue 1950. Justamente en nuestro país se disputó la primera edición del Mundial de básquet; Argentina se impuso a cuatro selecciones sudamericanas, tres europeas, una africana y a Estados Unidos, al que derrotó en la final. Oscar Furlong y Ricardo González eran las figuras de aquel plantel que le dio al país su primer título en un deporte de equipo. El fútbol ni siquiera tuvo la posibilidad de igualar ese logro, ya que el gobierno de Juan Domingo Perón decidió que el equipo no se presentara. Lo mismo sucedió en 1954, tanto en fútbol como en básquet.

Argentina volvió a competir en 1958, pero sin alegrías: en fútbol fue humillada por Checoslovaquia, que la derrotó 6-1 y la dejó afuera en la primera ronda, en lo que se recuerda como “el desastre de Suecia“. Los siguientes Mundiales de básquet se jugaron en 1959, 1963 y 1967, sin coincidir con los futbolísticos.

En 1962 y 1966 hubo Mundiales de vóley, pero sin Argentina. La Selección de fútbol, en tanto, no pudo pasar la primera ronda en la Copa del Mundo de Chile 62 y alcanzó los cuartos de final en Inglaterra 66, cuando los locales ganaron 1-0 en el recordado día en que Rattín aplastó la bandera inglesa delante de la Reina.

Los años setenta
Seamos sinceros: hasta la década del setenta, esto de los años mundiales no existió. Lo usamos sólo como introducción, pero recién en 1974, por primera vez, dos selecciones argentinas jugaron un Mundial, porque 1970 fue lo peor de esta historia: no clasificamos ni en fútbol ni en básquet ni en vóley. En el 74, los futbolistas lograron superar la primera fase, pero un 0-4 contra el fútbol total de Holanda nos mostró la realidad. El básquet se clasificó, pero cayó en su grupo ante España y Estados Unidos y finalizó 11º entre 14. Y también compitieron las chicas de hockey, que en el primer torneo de la historia finalizaron en el segundo puesto.

La unificación total de los Mundiales llegó en 1978, cuando se sumó el hockey sobre césped masculino, cuyas primeras copas habían sido en 1971, 1973 y 1975. Desde entonces, los Mundiales de los principales cinco deportes de equipo en la Argentina, se juegan el mismo año (excepto 1982, porque el hockey femenino se jugó en el 81 y en el 83). ¿Qué pasó en el 78? El fútbol fue campeón jugando como local, en el terrible contexto de una dictadura militar sospechada de influir deportivamente. También se organizó en el país el Mundial de hockey masculino, en el que la Selección logró un gran 8º puesto. El hockey femenino llegó a semifinales en España; el vóley se clasificó por primera vez y terminó 22º entre 24; pero no hubo cartón lleno, porque el básquet se quedó afuera en el Sudamericano.

Los años ochenta
Hasta ese momento, la Argentina tenía dos Mundiales ganados (básquet 1950 y fútbol 1978) y nunca había jugado los cinco torneos el mismo año. En 1982, Diego Maradona disputó su primera Copa del Mundo, pero terminó expulsado, y el equipo, en el 11º puesto. La gran alegría la dio el vóley, que de local y con un grupo de jóvenes dirigidos por el coreano Young Wan Sohn, sorprendió al terminar 3º en el Mundial jugado en nuestro país. Pero hubo dos grandes decepciones: el básquet otra vez no se clasificó, y el hockey masculino hizo historia porque, por única vez, una Selección Argentina terminó última en un Mundial.

El tercer título llegó gracias al fútbol y a Maradona, con la victoria sobre Alemania en la final disputada en México 1986. Fue, hasta ese momento, el mejor año para el deporte argentino: el hockey masculino trepó al 6º puesto, el femenino y el vóley terminaron 7º, y el básquet volvió a los Mundiales: superó la primera ronda y concluyó 12º. Sí: por primera vez fuimos protagonistas de las cinco Copas del Mundo.

1990: Otra vez Maradona
Diego había sido esencial cuatro años antes, y volvió a serlo en Italia, cuando junto a Sergio Goycochea impulsaron a la Selección a eliminar a Brasil, Yugoslavia e Italia. La derrota 1-0 en la final ante Alemania determinó un subcampeonato con gusto a hazaña.

El básquet logró su mejor posición desde 1950: en la Copa jugada en la Argentina terminó 8º gracias a un triunfazo ante Canadá en primera fase. En aquel equipo brillaban Marcelo Milanesio y Héctor “Pichi“ Campana.

El vóley llegó invicto hasta los cuartos de final, pero le tocó un cruce cruel con Italia, que luego sería campeón. De todos modos, el 6º puesto mereció aplausos.

Las chicas del hockey hasta tuvieron que vender rifas para pagar el viaje al Mundial de Australia, y terminaron en el 9º lugar, al igual que los varones en Pakistán.

1994: Prehistoria leona
Lo mejor del 94 fue lo de las chicas del hockey, que con Sofía McKenzie como estrella terminaron subcampeonas en el Mundial disputado en Irlanda. Los otros que mejoraron su ubicación fueron justo los varones del hockey, que ascendieron a la 7º posición.

La Selección de básquet esta vez no pudo con Canadá, que fue local, y esa derrota la terminó condenando a luchar por el 9º puesto que finalmente logró. El vóley perdió todos sus partidos y sólo zafó del último puesto por diferencia de sets: terminó 14º entre 16.

La gran tristeza se vivió con el fútbol. Dirigido por Alfio Basile y con Maradona, Gabriel Batistuta, Claudio Caniggia y Diego Simeone, el equipo era candidato al título. Comenzó derrotando a Grecia y Nigeria, pero Diego dio positivo en un control antidoping, el ánimo se derrumbó, y Rumania terminó eliminándonos en octavos de final y dejándonos en un triste 10º puesto.

1998: Sin podios
Hace 16 años ocurrieron por última vez dos sucesos negativos: ningún seleccionado finalizó entre los tres primeros, y además uno de los equipos ni siquiera jugó el Mundial: el de hockey masculino. Desde entonces, los equipos argentinos tienen asistencia perfecta. Lo mejor fue lo de las chicas, con Karina Masotta y Vanina Oneto como estandartes, al terminar cuartas en el Mundial de Utrecht, Holanda.

El fútbol tuvo una alegría importante, al eliminar a Inglaterra en octavos de final, y enseguida una tristeza, al ser eliminado por Holanda en cuartos de final. Aquel equipo dirigido por Daniel Passarella, con Ariel Ortega en su esplendor y Gabriel Batistuta como romperredes, terminó 6º.

El último Mundial de Milanesio terminó con un buen 8º puesto para el básquet, con un memorable triunfo ante Australia incluido.

El vóley decepcionó: una gran camada de jugadores que incluía a Marcos Milinkovic, Javier Weber, Juan Carlos Cuminetti y Guillermo Quaini, dirigida por Daniel Castellani, perdió ante rivales teóricamente inferiores como Canadá y España, y finalizó en el 11º lugar.

2002: El contraste más grande
Si 1986 había sido el año más feliz hasta entonces, 2002 podría haberlo superado. La Selección de hockey femenino, que dos años antes había incorporado el seudónimo de Las Leonas gracias a una gran participación en los Juegos Olímpicos, ganó por primera vez el título mundial. Luciana Aymar, Soledad García y gran elenco protagonizaron el torneo jugado en Perth, Australia, en el que derrotaron a la siempre poderosa Holanda en la final.

Los varones no se quedaron demasiado atrás: lograron la mejor posición de su historia, un 6º puesto conseguido tras ganar seis partidos y perder sólo tres, basándose en los goles de córner corto de Jorge Lombi, máximo anotador del torneo.

Y hubo más: la Selección de básquet sorprendió al mundo y en Indianápolis superó al Dream Team de Estados Unidos, bestias NBA que jamás habían conocido la derrota, candidatos totales, superiores por decantación. Manu Ginóbili, Pepe Sánchez, Andrés Nocioni y Fabricio Oberto fueron líderes de los doce gigantes que llevaron al básquet argentino a una final mundial por primera vez en 52 años. Arañaron el título, pero perdieron ante Yugoslavia en una final que todavía duele, pero también enorgullece.

El vóley tenía la responsabilidad de ser local y arrancó con todo: seis victorias consecutivas, incluida una ante la gigante Italia. En cuartos de final era favorito, pero perdió ante Francia y terminó con un 6º puesto que pudo ser mejor, pero al que le sobró dignidad.

¿Por qué, entonces, dudamos de que haya sido el mejor año del deporte argentino? Porque en medio de una crisis económica y social gravísima que se vivía en el país, la Selección de fútbol dirigida por Marcelo Bielsa entusiasmaba y era candidata al título. Pero no. Comenzó con un sólido triunfo 1-0 ante Nigeria, cayó injustamente ante Inglaterra y tuvo que definir su clasifición ante Suecia. Todavía lo tenemos en la garganta a ese partido, en el que Zanetti y Ortega fueron por la derecha, Sorin y el Piojo López por izquierda, Verón y Ortega por el medio, y Batistuta esperó y esperó una chance que nunca llegó. Un 1 a 1 que nos arruinó un año deportivamente maravilloso y nos condenó a un sorpresivo 18º lugar.

2006: A un pasito de la gloria…
Los Mundiales de 2006 dejaron tres historias parecidas: las de tres equipos que estuvieron al borde, a muy poquito de lograr resultados históricos.

La Selección de fútbol casi consiguió llegar a semifinales por primera vez en 16 años. El equipo dirigido por José Pekerman comenzó con tres triunfos y un empate hasta que en cuartos de final se cruzó con el local, Alemania, empató 1-1 y perdió por penales. El 6º puesto pareció poco premio.

Los gigantes del básquet se habían transformado en la Generación Dorada dos años antes, al subirse a lo más alto del podio olímpico. En el Mundial estuvieron a un triple de ser finalistas, pero el tiro del Chapu Nocioni pegó en el aro, salió y terminamos cuartos. Fue un enorme torneo de Manu Ginóbili, elegido en el quinteto ideal.

También Las Leonas pudieron ser finalistas, pero por diferencia de gol quedaron debajo de Australia en su grupo y no pudieron evitar a Holanda, que las eliminó en semis. En el partido por el tercer puesto, se sacaron la bronca derrotando 5-0 a España.

Sin embargo, dos equipos estuvieron lejos de cualquier alegría. El hockey masculino finalizó 10º entre 12 equipos, en una triste campaña que incluyó una inesperada derrota ante Japón. El vóley también anduvo muy mal: sumó tres victorias y siete derrotas, y finalizó en el puesto 13. Hasta Puerto Rico nos ganó.

2010: ¡Bicampleonas!
No es un error, es un juego de palabras porque, en el Mundial de Rosario, la Selección de hockey femenino fue campeona mundial por segunda vez. Las chicas hicieron una campaña estupenda: siete triunfos en siete partidos, con 19 goles a favor (6 de Noel Barrionuevo) y apenas 4 en contra. Derrotaron 3-1 en la final a un ya clásico rival, Holanda. Segundo Mundial ganado para Aymar, que así se acomodó junto a Gabriela Sabatini como la deportista argentina más importante.

Por segunda vez en la historia, las cinco Selecciones terminaron en los primeros nueve puestos. En básquet, Lituania nos ganó en cuartos de final; pero gracias a un enorme Luis Alberto Scola, hubo triunfos ante Rusia y España para terminar en 5º lugar. El fútbol llegó con el impulso de tener a Maradona como entrenador y arrasó con tres triunfos en primera ronda. Pero mostró dudas ante México, y Alemania terminó goleándonos 4-0 y enviándonos por tercera vez en cuatro copas al 6º lugar. El hockey masculino repuntó luego del fracaso 2006 y ascendió al 7º puesto, destacándose un triunfo ante la India. Y también mejoraron los chicos del vóley, que treparon cuatro puestos y terminaron novenos, con victorias ante Francia y Japón incluidas. 

2014: Dos grandes desafíos
A partir del 2 de junio, por cuarta vez consecutiva, habrá representación argentina en los cinco Mundiales. Sabemos que los seguidores del básquet y el vóley femeninos estarán enojados por su ausencia en esta nota, pero deben reconocer que la popularidad de esas disciplinas en la Argentina aún está un escalón abajo. Las Leonas y el fútbol son candidatos al título; el básquet apuntará a recuperar su lugar en las semifinales; mientras que el hockey masculino y el vóley saben que el objetivo es no bajar de los primeros ocho puestos. A nivel grupal, hay dos metas gigantes que nunca se lograron y no parecen imposibles. La primera, que las cinco selecciones terminen entre los ocho primeros lugares. La segunda, que dos equipos argentinos sean campeones del mundo el mismo año. Bienvenidos a un año mundial.

5 Los Mundiales ganados en los principales deportes de equipos. La Selección de básquet fue campeona como local en 1950; la de fútbol festejó en Argentina 1978 y México 1986; y Las Leonas, en Perth 2002 y Rosario 2010. Además, se consiguieron 5 subcampeonatos: dos en fútbol (1930 y 1990), dos en hockey femenino (1974 y 1994) y uno en básquet (2002) .

PUBLICADO EN EL GRÁFICO Nº4443 (FEBRERO DE 2014)

martes, 2 de septiembre de 2014

Super Bowl, súper números

Imagen del primer Super Bowl, disputado en 1957
Por Martín Estévez

Se juega una nueva edición del Super Bowl, el evento deportivo más importante de los Estados Unidos: un partido de fútbol americano que genera estadísticas sorprendentes.

El Super Bowl es el encuentro final de cada temporada de la National Football League (NFL), pero para los estadounidenses significa mucho más que definir cuál es el mejor equipo de fútbol americano; es también uno de los principales eventos sociales del país. Su historia y trascendencia pueden resumirse a través de las estadísticas.

48 Es el número de la edición que se disputará el 2 de febrero en el MetLife Stadium de East Rutherford, New Jersey. La sede se elige con tres años de anticipación. Será conocido como Super Bowl XLVIII, porque por tradición se utilizan números romanos para dar nombre a cada evento.

1967 Ese fue el año en el que se efectuó la primera edición del Super Bowl. Aquella vez lo jugaron el campeón de la NFL contra el de la American Football League, que luego se fusionarían. El 15 de enero, Green Bay Packers derrotó 35-10 a Kansas City Chiefs.

Las ocasiones en las que los Pittsburgh Steelers obtuvieron el Super Bowl; los convierte en los máximos ganadores. Lo consiguieron en 1975, 1976, 1979, 1980, 2006 y 2009. Muy cerca, con cinco conquistas, se encuentran Dallas Cowboys y San Francisco 49ers.

1970 Fue el año en el que murió Vince Lombardi, brillante entrenador nacido en Brooklyn en 1913. Dirigió a los Green Bay Packers y a Washington Redskins, y obtuvo dos veces el Super Bowl. Desde su muerte, el trofeo que se le otorga a los ganadores lleva su nombre.

Los puntos que anotaron los Miami Dolphins en 1972. Fue la marca más baja de un equipo durante el Super Bowl. Aquella vez, los Dallas Cowboys los trituraron con un resultado de 24-3 y festejaron por primera vez.

21 Ésa es la marca más baja de puntos anotados entre los dos finalistas. En 1973, Miami Dolphins derrotó a Washington Redskins por un cerrado 14-7. Era el debut en un Super Bowl para los Redskins.

La cantidad de derrotas que Miami sufrió durante toda aquella temporada 1973. Los Dolphins se convirtieron así en el único equipo que ganó el Super Bowl de manera invicta. En 1974 volvieron a ser campeones, pero ya con derrotas durante la fase regular.

Son los conjuntos que ganaron dos Super Bowls de manera consecutiva. Además de los Dolphins (1971-72), lo consiguieron Green Bay Packers (1967-68), Pittsburgh Steelers (1975-76 y 1979-80), San Francisco 49ers (1989-1990), Dallas Cowboys (1993-94), Denver Broncos (1998-99) y New England Patriots (2004-05). Nadie pudo consagrarse tres veces seguidas.

55 Los puntos que anotaron los San Francisco 49ers en la final de 1990, la marca más alta para un equipo en la historia. Su triunfo 55-10 sobre Denver Broncos resultó también el de mayor ventaja de un conjunto sobre otro (45 de diferencia) y el segundo título en cadena para San Francisco.

Los Super Bowls consecutivos que disputaron los Buffalo Bills entre 1991 y 1994, con la particularidad de que no ganaron ninguno. En la primera final, ante los New York Giants, perdieron por apenas un punto (20-19).

75 La final con más puntos en total fue la de 1995, cuando los San Francisco 49ers derrotaron 49-26 a San Diego Chargers en Miami. Steve Young fue elegido MVP (Jugador Más Valioso). Entre ambos equipos sumaron 75 tantos.

Las ocasiones en las que Joe Montana fue elegido MVP del Super Bowl. El mariscal de campo de San Francisco lo consiguió en 1982, 1985 y 1990.

Son las veces que Charles Hanley obtuvo el Super Bowl, record absoluto. Nacido en 1964, fue campeón en 1989, 1990 (con San Francisco 49ers), 1993, 1994 y 1996 (con Dallas Cowboys). Se retiró en 1999.

Solamente una derrota sufrieron los New England Patriots durante la temporada 2007/08: fue justo en el Super Bowl, 17-14 ante los New York Giants. La gran campaña terminó en gran tristeza.

De las 32 franquicias que compiten en la NFL, solamente cuatro nunca han jugado el Super Bowl: Cleveland Browns, Detroit Lions, Houston Texans y Jacksonville Jaguars.

17 Son los equipos que alguna vez obtuvieron el Super Bowl. Eso significa que 11 conjuntos de los que llegaron a la gran final nunca la ganaron.

900 Son los dólares que vale la entrada más económica para presenciar el Super Bowl. Claro que se agotan rápidamente y su valor crece a más del triple a través de la reventa ilegal.

5.000 Los dólares en los que están valuados cada uno de los anillos que reciben los campeones. No sólo los jugadores: a la franquicia ganadora se le otorgan 150 anillos para repartir a voluntad.

25.000 El trofeo Vince Lombardi tiene un gran valor deportivo y también monetario: fue valuado en 25.000 dólares. Mide 56 centímetros y pesa 3,2 kilos.

30 Son los minutos que dura el esperado “Half-Time Show”. Aunque en los partidos regulares es más breve, durante el Super Bowl la NFL autoriza un entretiempo de media hora que permite el despliegue de un gran show musical y la venta de publicidad.

90.000 Los dólares que vale ¡un segundo! de publicidad durante la transmisión televisiva del Super Bowl. Según el momento en que aparezca, su cotización puede aumentar.

115 Los millones de espectadores que tuvo la edición de 2012 del Super Bowl. Significó el evento más visto en la historia de los Estados Unidos.

PUBLICADO EN ACCESS DIRECTV Nº63 (FEBRERO DE 2014)

domingo, 31 de agosto de 2014

Racing Club - Temporada 1907

Pablo Frers metió 20 goles en su primer año en Racing
Torneo de Segunda División 1907
1) Nacional (L) 0-1
2) Lomas Athletic “B” (L) 6-0 (J. Seminario 3, G. Winne 3)
3) Alumni “B” (V) 10-0 (P. Frers 5, G. Winne 3, J. Seminario 2)
4) Argentino de Quilmes “B” (L) 6-0 (P. Frers 2, G. Winne, J. Seminario, en contra)
5) Nacional (V) 1-1 (P. Frers)
6) Flores II (V) Ganó (resultado desconocido)
7) Lomas Athletic “B” (V) 8-1 (P. Frers 2, G. Winne 2, J. Seminario 2, I. Oyarzábal 2)
8) Porteño “B” (V) 2-1 (goleadores desconocidos)
9) Flores I (V) 1-0 (I. Oyarzábal)
10) Belgrano “B” (V) 3-2 (P. Frers 2, M. Alvear)
11) Argentino de Quilmes “B” (V) 4-2 (P. Frers, I. Oyarzábal, G. Winne, G. Vidaillac)
12) Alumni “B” (L) 15-1 (P. Frers 5, G. Winne 4, J. Seminario 4, M. Alvear 2)
13) Flores II (L) Ganó (resultado desconocido)
14) GEBA (V) 2-3 (P. Frers, J. Seminario)
15) Flores I (V) 2-2 (J. Seminario, I. Oyarzábal)
16) Porteño “B” (L) 1-0 (P. Frers)
17) Belgrano “B” (L) Ganó (resultado desconocido)
18) GEBA (L) 4-3 (goleadores desconocidos)

Finalizó 2º en la Zona C. Jugó 18 partidos. Ganó 14, empató 2 y perdió 2. Metió 65 goles y le hicieron 17. El goleador: Pablo Frers, con 20 goles.

Resumen total 1907. Jugó 18 partidos. Ganó 14, empató 2 y perdió 2.

Goleadores en partidos oficiales (1903-1907)
1º Pablo Frers 20
2º Juan Seminario 18
3º Germán Winne 16
4º Ignacio Oyarzábal 10
5º Cándido Vigil 6
6º Modesto Alvear 5
7º Pedro Viazzi 4
8º Germán Vidaillac 4
9º Pedro Werner 1
10º Ernesto Winne 1
11º Raimundo Lamoure 1

Goleadores en partidos amistosos (1903-1907)
1º Francisco Balestrieri 8
2º Modesto Alvear 7
3º Cándido Vigil 5
4º Bernardo Etcheverry 5
5º Antonio Capurro 4
6º Bernardo Debenedetti 3
7º Tomás Cafferata 3
8º Arturo Artola 2
9º Martín Iturburu 2
10º Alberto Mignaburu 2
11º Modesto Alvear 2
12º Ignacio Oyarzábal 2

Partidos oficiales jugados (1903-1907)
1º Ignacio Oyarzábal 10
2º Germán Winne 10
3º Pablo Frers 9
4º Juan Seminario 8
5º Cándido Vigil 7
6º Germán Vidaillac 6
7º Pedro Viazzi 5
8º Modesto Alvear 4
9º Alfredo Lamoure 3
10º Tomás Cafferata 3
11º Pedro Werner 2
12º Raimundo Lamoure 2
13º Antonio Capurro 2
14º Alberto Mignaburu 2

Partidos amistosos jugados (1903-1907)
1º Francisco Balestrieri 8
2º Ignacio Oyarzábal 8
3º Cándido Vigil 7
4º Modesto Alvear 7
5º Alfredo Lamoure 6
6º Pedro Werner 6
7º Teodoro Tarela 5
8º Julio Planisi  5
9º Pedro Viazzi 5
10º Raimundo Lamoure 5
11º Antonio Serra 4
12º Martín Iturburu 4
13º Bernardo Debenedetti 4
14º Germán Vidaillac 4
15º Tomás Cafferata 4

Resumen partidos oficiales 1903-1907. Jugó 46 partidos. Ganó 32, empató 5 y perdió 9. Metió 122 goles y le hicieron 56.

Resumen total 1903-1907. Jugó 79 partidos. Ganó 57, empató 9 y perdió 13.

sábado, 30 de agosto de 2014

Estadísticas de Diego Milito (al 4/9/2014)


Estadísticas totales
Partidos oficiales: 565 - Goles: 238
Partidos amistosos: 59 - Goles: 23
Partidos totales: 624 - Goles: 261

En Racing Club (1999-2004 y 2014)
Partidos oficiales: 154 - Goles: 40
Partidos amistosos: 20 - Goles: 5
Partidos totales: 174 - Goles: 45

En Genoa (2004-2005 y 2008-2009)
Partidos oficiales: 95 - Goles: 59
Partidos amistosos: 5 - Goles: 3
Partidos totales: 100 - Goles: 62

En Zaragoza (2005-2008)
Partidos oficiales: 126 - Goles: 61
Partidos amistosos: 20 - Goles: 7
Partidos totales: 146 - Goles: 68

En Selección Argentina (2003-2010)
Partidos oficiales: 25 - Goles: 4
Partidos amistosos: 1 - Goles: 0
Partidos totales: 26 - Goles: 4

En Inter (2010-2014)
Partidos oficiales: 165 - Goles: 75
Partidos amistosos: 13 - Goles: 8
Partidos totales: 178 - Goles: 83

Goles totales en Racing (1990-2014)
1º Maximiliano Estévez 52
2º Rubén Capria 51
3º Marcelo Delgado 49
4º Claudio López 46
5º Diego Milito 45

Partidos totales en Racing (1990-2014)
1º Claudio Úbeda 374
2º Adrián Bastía 245
3º Jorge Reinoso 225
4º Maximiliano Estévez 218
5º Sergio Zanetti 202
6º Matias Cahais 194
7º Pablo Michelini 182
8º Ignacio González 177
9º Gustavo Campagnuolo 175
10º Diego Milito 174
11º Claudio López 173

viernes, 29 de agosto de 2014

Racing Club - Vacaciones de campeón

Por Martín Estévez

Hace casi un siglo, el 28 de diciembre de 1913, Racing ganó su primer título. Volvería a jugar... ¡69 días después!

El futbol oficial comenzó en la Argentina en 1891 y los primeros equipos campeones luego dejaron de competir: Saint Andrew's, Lomas, Belgrano Athletic, English High School, Alumni... Recién en 1912 un contemporáneo nuestro ganó el título: Quilmes. Y en 1913 llegó el turno del primer grande campeón: Racing sumó el inicial de sus siete títulos consecutivos, récord nunca superado. En aquel momento había dos torneos paralelos. En el de la Federación Argentina de Football se consagró Estudiantes de La Plata. Entre sus nueve rivales estaba Tigre, hoy en Primera, y tres que actualmente juegan en el ascenso: Independiente, Atlanta y Argentino de Quilmes. En el de la Asociación Argentina de Football participaron 15 clubes. Ocho ya no existen (San Isidro, Belgrano Athletic, Estudiantil Porteño, Comercio, Ferro Carril Sud, Comercio, Estudiantil Porteño y Riachuelo); cuatro la luchan en otras categorías (Platense, Banfield, Estudiantes de Buenos Aires y Ferro); y sólo tres siguen en Primera: Boca, River y Racing, que le ganó la final a San Isidro. Fue 2-1, aquel 28 de diciembre, con dos goles de Alberto Ohaco, que metió 21 en 19 partidos.

Tal como se cuenta en el libro La historia del primer más grande, durante aquel año Racing recibió por primera vez el apodo de Academia: fue en el bisemanario La Verdad, luego de un partido entre juveniles en el que venció 7-2 a Boca. Es que, en 1913, Racing comenzó a enseñarle al resto una forma diferente de jugar al fútbol. Si hasta entonces se imponía el estilo inglés, de pelotazos y juego aéreo, el Racing heptacampeón ofrecía lo mejor del estilo argentino, con pases cortos y pelota al pie. Y también conseguía resultados: desde su fundación en 1903 hasta el final de 1913, la Academia sumó 179 triunfos, 32 empates y sólo 44 derrotas entre partidos oficiales y amistosos.

Las diferencias del fútbol de hace un siglo con el actual son enormes: no había suplentes, tarjetas, escudos en las camisetas ni plata por jugar. Y mientras, en enero de 2014, Futbolistas Argentinos Agremiados pelea para que se respeten los 21 días de vacaciones antes de las pretemporadas de verano, en enero de 1914 el plantel de Racing ni pensaba en volver a entrenar. Recién se juntarían el 23 de febrero, para un torneo relámpago de tres minipartidos en los que vencieron a Boca, Estudiantes y Platense. El primer encuentro completo que jugó Racing desde que ganó el título fue 69 días después: derrotó 3-0 a Boca con dos goles de Marcovecchio y uno de Canaveri. Y el primer partido oficial tardó ¡98 días! en llegar: triunfo 3-1 ante Newell's por la Copa Ibarguren, que enfrentaba al campeón argentino con el campeón de Rosario.

En el torneo argentino de 1914, 11 de los 14 campeones continuaron jugando. ¿Porque les quedaba contrato? No: seguían porque querían. Pedro Etchegaray, Juan Ohaco y Raúl López dejaron el equipo, y se agregaron el arquero Sylla Arduino, Zoilo Canaveri y Juan Curutchague. Con ellos, la Academia del fútbol argentino ganaría invicta el torneo de 1914: once triunfos y un empate.

PUBLICADO EN EL GRÁFICO Nº4442 (ENERO DE 2014)