viernes, 10 de septiembre de 2010

La historia de Banfield: capítulo 5 (1910-1912)

El excéntrico señor Thiessen

Luego de la gran campaña de 1910, Banfield eligió a un presidente que, con sus extraños manejos, dejó al club al borde de la disolución.

"¿Está seguro, señor Thiessen?”. La pregunta del vocal Juan Figari suena más sorprendida que interrogativa. La idea del nuevo presidente del Club Atlético Banfield para rearmar a un equipo absolutamente desarmado es, al menos, extraña: organizar grandes banquetes en su casa, invitar a muchos players de Primera y Segunda División, y convencerlos –entre bocado y bocado– de formar parte del team durante el Campeonato de 1911.

Un año antes hubo mucho para festejar. El equipo se había acostumbrado a ganar: festejó 22 victorias en los primeros 23 partidos, hasta llegar a semifinales. La Segunda División parecía quedarle pequeña, pero en su camino se cruzó Racing Club, club que se preparaba para la máxima osadía del football argentino: un heptacampeonato. Aun ante ese equipo de ensueño, Banfield dio batalla. El primer encuentro terminó 0 a 0 y hubo desempate. Incluso el segundo match fue parejo. Recién en el último minuto de juego, un cabezazo de Pablo Frers le dio a Racing el pase a la final y dejó a Banfield en el camino. El mismo Racing de los Ohaco y de Natalio Perinetti que brillaría entre 1913 y 1919. Ese team de Banfield, quizá uno de los mejores de su historia, podría haber logrado aun más. Pero...

Llegamos al 29 de enero de 1911. El día en que, mediante la Asamblea Anual, Louis Thiessen es elegido nuevo presidente de Banfield. Había ganado trascendencia días antes, cuando propuso que se otorgasen medallas a los futbolistas por su buena actuación en el torneo anterior y terminó a los golpes contra el tesorero, quien se negaba alegando que antes se debían pagar deudas (1).

Las cosas no son fáciles para Thiessen, aunque él tampoco colabora para mejorarlas. El tipo es raro: caballeresco, refinado, de origen brasileño, decididamente exótico en su modo de pensar. Y sin ningún apremio económico luego de cobrar una importante herencia. Ve cómo se alejan del club casi todos los futbolistas a los que quiso premiar y no hace demasiado por retenerlos. Y esa idea para conseguir futbolistas…

Las fiestas que organiza son célebres. No por exitosas (al cabo, no consigue incorporar a ningún player de renombre) sino porque muchos de los invitados terminan borrachos o hastiados de comida. Y mientras el torneo de Segunda División comienza y Banfield deja de ser un equipo peligroso para los rivales, Thiessen se entretiene comprando un globo aerostático.

El inicio, con cuatro empates (2-2 ante Comercio, 1-1 con Ferro, 2-2 contra Kimberley, 1-1 frente a Argentino de Quilmes), no es malo, pero se viene el partido ante Estudiantes de La Plata y Thiessen sabe que Banfield es inferior… ¿Pensar en mejorar? Nada de eso: don Louis no soporta perder y mueve sus influencias para que el partido sea dirigido por Julio Abaca Gómez… un simpatizante de Banfield. Es el comienzo del fin para Thiessen. Luego de un arbitraje bochornoso, y de cobrar un penal a favor de Banfield a poco del final, el team de Estudiantes se retira indignado del campo de juego.

Desde entonces, todo fue negativo. Banfield perdió 11 de los 14 partidos restantes, incluyendo ese juego ante Estudiantes, que volvió a jugarse ante la evidencia de la irregularidad.

“¿É você certo, senhor Thiessen?”. La pregunta, ahora, es de un comerciante de bananas brasileño. Ya es 12 de noviembre de 1911 y, mientras Banfield es derrotado por Nacional y pierde la categoría, Louis Thiessen se encuentra en Porto Alegre, tras renunciar a la presidencia y darse a la fuga ante el enojo del resto por sus manejos al frente del club. Banfield está casi en ruinas, otra vez, y sin un equipo competitivo. Al excéntrico señor Thiessen, que está en Brasil, poco le importa.

 
69
Los partidos que disputaron William Peterson y Julio Bertani entre 1907 y 1912. Peterson era goalkeeper (arquero). Bertani, un half (volante) que convirtió al menos 6 goles (de muchos tantos no se conoce el autor).

El gran Banfield de 1910
William Peterson; Albert Burton, Carlos Galup Lanús; Pablo Matas, Julio Bertani, Rogelio Jacobelli; Bartolomé Lloveras, Amador García, Víctor Weiss, Rodolfo Weiss y Julio Carrera era el equipo base que terminó entre los mejores tres equipos de Segunda División en 1910, junto a Racing Club y Boca Juniors. No se conocen los autores de todos los goles, pero contando los que fueron registrados, el máximo anotador fue Amador García, con 6 tantos.

1912: ascensos en el caos
En 1912, luego de la renuncia de Louis Thiessen, y otra vez con George Burton en la presidencia, Banfield pudo recuperarse en el aspecto deportivo. En parte, ayudado por la complicada situación del football argentino. En medio de la primera gran división dirigencial (la Asociación contra la Federación), Banfield se mantuvo en la Asociación. Como varios clubes prefirieron afiliarse a la Federación, se anularon muchos partidos, al punto que el grupo de Banfield quedó conformado por sólo tres equipos. Los blanquiverdes ascendieron a la segunda categoría por ser líderes de su Sección. Y, por la escasez de equipos en la Asociación, se pusieron varios ascensos a Primera en juego. Banfield venció a Ferrocarril Oeste “B” 3 a 0 en uno de los repechajes y llegó a la máxima división casi sin darse cuenta y tras jugar apenas 5 partidos. El equipo base de aquel 1912: Sosa; Rohm, Nai Foino; Moresco, Maxwell, Homewood; Pasarella, Brana, Roberts, Marino y Silva.

ESTADÍSTICAS DE BANFIELD 1910-1912 (1)

CAMPEONATO DE SEGUNDA DIVISIÓN 1910
Posición: 3º (de 36). PJ: 25. PG: 22. PE: 1. PP: 2. GF: 73. GC: 13. Puntos: 45. (2)

CAMPEONATO DE SEGUNDA DIVISIÓN “EXTRA” 1911
Posición: 9º (de 10). PJ: 18. PG: 1. PE: 6. PP: 11. GF: 15. GC: 39. Puntos: 8.

CAMPEONATO DE SEGUNDA DIVISIÓN 1912
Posición: 1º (de 10). PJ: 5. PG: 4. PE: 1. PP: 0. GF: 11. GC: 1. Puntos: 9.

Los datos: En 1912, Banfield ganó la Sección B (formada por 3 equipos) de la Segunda División, que en realidad era la Tercera División (la Segunda se llamaba Segunda “Extra”). Se lo considera líder general por tener el mejor coeficiente de puntos.

(1) Fuente: “Un Pionero Llamado Banfield”, de Víctor Raffo y Alberto Yanés.
(2) Se le dieron por ganados cuatro partidos en los que los rivales no se presentaron. 

PUBLICADO EN SE JUEGA Nº11 (MARZO DE 2007)

1 comentario:

  1. hola, quisiera saber si alguien tiene alguna foto del equipo campeon de 1912, gracias

    ResponderEliminar