domingo, 7 de febrero de 2016

Curiosidades del deporte en 1920

Por Martín Estévez

La tapa
En la edición Nº43 se combinan los dos principales temas de la revista: el espectáculo y el deporte. En la imagen, la actriz entrerriana Camila Quiroga intentaba un difícil lanzamiento sobre la mesa de billar. El Gráfico todavía no era exclusivamente deportivo.


Los Juegos de Amberes 1920
Los resultados de los Juegos Olímpicos de Bélgica se publicaron en la revista ¡durante meses! Por Sudamérica, participaron Brasil, Chile y un boxeador argentino. Causaron impacto el finlandés Ville Porhola (foto), oro en lanzamiento de bala (14,81 metros); y cuatro que lograron récords olímpicos: los estadounidenses Richmond Landon (1,94 en salto en alto) y Frank Foss (4,09 en garrocha); y los finlandeses Jonni Myrra (65,78 en lanzamiento de jabalina) y Hans Kolehmainen (2h 32m 35s en maratón).


Algunos campeones
Copa Competencia: Rosario Central
Liga uruguaya: Nacional
Liga paraguaya: Libertad
Liga inglesa: West Bromwich
Liga italiana: Inter
Copa Davis: Inglaterra
Abierto de Australasia: Pat 0'Hara (Australia)
US Open: Bill Tilden (EE.UU.)
Campeonato de rugby: San Isidro
Campeonato de ajedrez: Julius Breyer (Hungría)

Corona dividida
No hubo un dominador en la temporada de tenis nacional. El campeonato del Río de la Plata lo ganó Lionel Knight; y en el campeonato argentino se impuso Arturo Hortal. Entre las mujeres, la dupla Anderson-Ezcurra repitió el título nacional.

El japonés revolucionario
En la edicion N° 68 se explica una jugada “creada” por el tenista japonés Ichiya Kumagae: el pull, que no era otra cosa que un drive con mucho efecto. “Es una jugada, hasta el presente, jamás efectuada por ningún jugador internacional de tennis”, dice el artículo. A Kumagae le sirvió bastante: ese año ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos.


El superclásico
Argentina y Uruguay eran, tal vez, los dos mejores seleccionados de fútbol del planeta, y se sacaban chispas en cada enfrentamiento. En 1920, los uruguayos terminaron mejor parados: ganaron la Copa Newton (3-1, Clarke hizo el gol argentino), un amistoso (2-0 en Montevideo) y el Campeonato Sudamericano (el partido entre ambos fue empate). Argentina, al menos, se impuso por el Premio de Honor Ministerio de Relaciones Exteriores: 1-0, ante 15.000 espectadores.

¿Hockey? ¿Y eso?
En 1920, el hockey era totalmente desconocido en la Argentina. Al punto que El Gráfico, en su primera cobertura de un partido (San Isidro contra Buenos Aires) tuvo que publicar las reglas básicas. Por ejemplo: “La finalidad es introducir la pelota en el goal contrario”.

56 Los puntos que sumó River, ganador de uno de los dos torneos oficiales de fútbol, el de la Asociación Amateur. Así cortó los nueve títulos seguidos de Racing, que finalizó segundo con 54. En la Asociación Argentina festejó Boca, que le sacó 12 unidades de ventaja al subcampeón Banfield.

La frase
“Escribo cuando experimento depresión fisica. se exacerba mi espíritu y dolorosamente me transporto a ese estado hondo. Cuando he terminado, quedo como muerta” (la escritora Alfonsina Storni en El Gráfico N° 65).

El atleta del año
Jorge Llobet Cullén fue el atleta argentino más destacado. Primero, en el Torneo de la Asociación de Profesores de Esgrima y Cultura Física, marcó récord sudamericano en lanzamiento de disco: 32,17 metros. Y luego, en las Olimpíadas Suramericanas volvió a romper la marca: 35,28. En esa competencia, la Argentina finalizó tercera, detrás de Chile y Uruguay.


Menores a las piñas
Una de las publicaciones más extrañas para quienes vivimos en el siglo XXI eran los duelos de boxeo entre menores de edad. ¿Cómo se pactaban? El padre de un niño enviaba una foto de su hijo invitando a otro menor a pelear con él. Este es Arturo Troula, de 13 años, que aceptó pelear con Andrés Carassale, de 14. Insólito.


Superatletas amateurs
Lindo juego: comparar las marcas de 1920 con los récords actuales. En el Campeonato Argentino de Atletismo, Luis Sigel ganó en jabalina lanzando 37,85 metros (hoy, Braian Toledo lanza 83). Elisardo Méndez, en 10.000 metros con 34m43s (Antonio Silio lo hizo en 27m38s). R. Hoerle, lanzamiento de disco con 32,28 metros (Jorge Balliengo tiró 66,32). Y Otto Diesch se impuso en 200 metros con 24s (Carlos Gats, recordman argentino, los hizo en 20s37).

Publicado en El Gráfico N°4462 (octubre de 2015)

No hay comentarios:

Publicar un comentario