jueves, 5 de noviembre de 2015

Lionel Messi – La leyenda continúa

Por Martín Estévez

Desde su debut como profesional en 2004, el rosarino batió una gran cantidad de récords que antes parecían inalcanzables. Ya es el máximo goleador en la historia de la liga española y de la Champions League, pero el mejor futbolista del siglo XXI tiene en la mira distintas marcas a las que, durante 2015, puede acercarse, igualar o superar, tanto en el Barcelona como en la Selección Argentina. ¿Cuáles son las nuevas metas del 10?

La historia no se viralizó en las redes sociales, no tuvo su propio hashtag, no resultó trending topic, no fue consagrada por ningún término moderno. Pero igual la contamos acá. Una mujer veía televisión con su hijo de 9 años. Habían pasado un compilado de jugadas y goles de Messi. Luego, cambiaron el canal y se quedaron mirando un programa sobre magia e ilusionismo. El niño observó todos los trucos con mucho interés, más del que su mamá esperaba. Cuando terminó el programa, él le dijo: “Ma, cuando sea grande me gustaría ser mago”. La mamá se puso contenta: “¡Qué lindo! ¿Y para qué te gustaría ser mago?”. La respuesta la sorprendió: “Para hacer las cosas que hace Messi”.

La anécdota no tiene mucho que ver con esta nota, que repasará en detalle las estadísticas y récords de Lío. Pero fue elegida justamente por eso: porque representa exactamente lo contrario. Lo bueno de Messi, lo interesante de Messi, lo más disfrutable de Messi es lo que hace cuando juega, cuando se viste de niño, del niño rosarino que patea una voligoma en el patio de una escuela, esquiva defensores profesionales como eludía a sus compañeros y sonríe después de un gol. Eso es lo maravilloso.

Este texto es en algún punto antipático, casi positivista: intenta transformar ese talento, el arte de Messi, en números, recuadros, tablas, porcentajes. Sabemos que eso no sólo es injusto, sino que no es posible. 

Messi, para los que amamos el fútbol, es el que tira paredes, define de cucharita y también el que erra goles por centímetros, porque por suerte es humano. Sus números, estadísticas, marcas y curiosidades matemáticas son sus restos, lo que Messi deja tirado, huellas de las cosas que ya hizo. Y nosotros, periodistas, le rendimos tributo de esta manera. Ya que no tenemos la capacidad futbolística suficiente para tirar paredes con él en la Selección, o al menos para ser defensores del Almería y verlo gambetearnos de cerca, juntamos sus restos numéricos y los publicamos una y otra vez. Porque es cierto: Messi no es estos números. Pero, lo que no se puede negar, es que estos números sí son de Messi.

Messi en España
Lionel ha jugado en el Barcelona durante toda su carrera profesional. Y, aunque tiene solamente 27 años, ha batido una enorme cantidad de récords. Nombramos sólo algunos, para no aburrir: primer jugador en meter 370 goles en un solo club; máximo número de goles en una liga (50); único jugador que anotó en 13 partidos consecutivos como visitante; más joven en meter 200 goles en la liga (tenía 25 años); único que metió dos goles en seis partidos seguidos; único en meter 3 o más goles en 8 partidos de una misma liga; uno de los dos que le metieron goles a todos los equipos que enfrentó en una liga; máximo goleador en la historia del clásico Barcelona-Real Madrid (21 tantos); único jugador del Barcelona que le marcó dos tripletes al Madrid; máximo goleador de la Supercopa de España…

En su club, claro, también acumula marcas: máximo goleador en Mundiales de Clubes; máximo goleador en torneos internacionales; único que hizo goles en 11 finales; único que marcó al menos dos goles en 78 partidos distintos; extranjero con más partidos en el club; más joven en jugar 200 partidos en la liga; único en ser tres veces goleador de la liga…

Las dos marcas más importantes que podría haber superado, ya las superó. En 2014, Messi se convirtió en el máximo goleador en la historia de la liga española. Los números de Telmo Zarra (251 tantos), Hugo Sánchez (234) y Raúl (228), imposibles hace una década, fueron arrasados por el rosarino de 169 centímetros: acumula 262 y, si continúa en el club, no sería extraño que llegara a los 300. 

El otro gran récord era el de goles en Barcelona, propiedad de un tal César Rodríguez (232). Esta cifra es la más escandalosa: Messi ya metió ¡382! Si sigue así, es capaz de duplicar al que hace una década era el histórico artillero catalán.

Todo eso es lo que ya tiene en el bolso de los récords. Analicemos ahora las cuatro principales marcas que podría alcanzar alguna vez.

1) Se le llama triplete (o tripleta, o hat trick) al acto de marcar tres goles en un mismo partido. Hasta hace algunos años, Alfredo Di Stéfano y Telmo Zarra compartían el honor de haber sido los que más tripletes convirtieron en liga española: 22 cada uno. Pero en el siglo XXI existe un tipo que se llama Cristiano Ronaldo, y otro tipo que se llama Lionel Messi, y entonces los buenos de Di Stéfano y Zarra tuvieron que ceder su lugar. Hasta el momento, Cristiano suma 23 tripletes contra 22 de Messi, pero sabemos que, para ellos, meter tres goles en un partido no es una hazaña sino el resultado de un buen día de trabajo. Para Lío, de todas formas, lo primero será llegar a esos 23 para asegurarse un lugar entre los dos mejores en ese rubro.

2) Este es un récord dificilísimo. El futbolista del Barcelona con más goles en la Copa del Rey es Josep Samitier, con 65. Así como es cierto que en las estadísticas de Messi suele favorecerlo que ahora se juega más seguido que antes, que hay más partidos, en este apartado sale perdiendo. ¿Por qué? Porque, al haber tantos partidos, suele descansar en los menos importantes. Y los menos importantes son los de la Copa del Rey. De todas formas, Lionel ya llegó a 30 goles en el torneo y aspira, como mínimo, a quedar entre los cinco máximos goleadores del club. Con tres goles más lo logrará. Claro que Samitier está muy lejos: a 35 goles en un torneo del que se juegan pocos partidos por año. Este es uno de esos récords que nadie cree que Messi puede superar, pero… ¿alguien se anima a asegurar que no lo vaya a hacer?

3) Messi figura sexto en la tabla de máximos goleadores argentinos en ligas locales. Lío tiene 262 y acaba de alcanzar a Diego Maradona y Herminio Masantonio. Este año también podría superar al quinto, Mario Kempes (276). El líder todavía está lejos: Carlos Bianchi metió 385 y disfrutará ese primer lugar al menos hasta 2017.

4) Los récords de Messi suelen estar relacionados con sus goles o campeonatos ganados, pero ya empieza a destacarse en otro rubro: partidos jugados. En Barcelona ya está sexto (451 partidos) y, junto a Iniesta, vienen avanzando rumbo al cuarto puesto del arquero Víctor Valdés (535). El líder por ahora es inalcanzable, especialmente porque sigue sumando: Xavi Hernández tiene más de 740 partidos con la camiseta blaugrana.

Messi en Europa
Lionel Andrés tiene esas cosas: no deja espacio para la crítica, cubre huecos, tapa baches en los que se podrían filtrar las objeciones. No faltará quien, por las últimas tensiones surgidas con el Barcelona, o mejor dicho, con el entrenador, algunos dirigentes y el pago de impuestos, diga que Messi es conflictivo. Aquí apenas hacemos mención a los roces, normales entre un futbolista y su club. Bastante bien se ha portado Messi en sus asuntos personales, si tomamos en cuenta las presiones que sufre, como para catalogarlo de tipo polémico. Que, además, sería lo contrario que algunos le criticaron en el pasado: que era blando, sin carisma y bla bla bla.

Si nos parece torpe, mientras Messi hace magia en la cancha, dedicarnos a enumerar sus estadísticas, comprenderán que más injusto todavía nos resultaría escribir solamente sobre lo que hace fuera de la cancha.

¿A qué viene todo esto? A que Messi no ha dejado huecos. Porque si hubiera brillado en el fútbol argentino, habrían dicho que no era un jugador para Europa. Si hubiera brillado en un equipo de Rusia o Portugal, habrían dicho que no era para las grandes ligas. Si hubiera brillado en Zaragoza o Villarreal, habrían dicho que no se banca la camiseta de un grande. Y si sólo hubiera brillado en España, habrían dicho que es porque los defensores son tontos, los equipos débiles y bla bla bla. 

Entonces, para que no haya posibilidad de quejas, Lionel se dedicó a brillar en Europa, en una liga importante, en un equipo grande y no sólo en España: en toda Europa. Desde sus primeros pasos, los torneos internacionales, especialmente la Champions League, lo han visto en toda su enormidad, regalando esplendor ante equipos de Chipre pero también ante los monstruos de Alemania, Italia e Inglaterra.

Comencemos, nuevamente, por algunos de los numerosos récords que ya son suyos: primer jugador en meter 14 goles en una edición de la Champions League; máximo goleador en un partido de Champions League: en 2012 le hizo 5 al Bayer Leverkusen de Alemania, récord que ahora comparte con Luiz Adriano; cuatro veces goleador de la Champions (2008/09, 2009/10, 2010/11 y 2011/12); mayor cantidad de dobletes en Champions (18); mayor cantidad de tripletes en Champions (5); triplete más rápido en Champions (lo hizo en 16 minutos); único jugador en marcar al menos ocho goles en siete temporadas en el principal torneo de Europa…

Párrafo aparte para otro gran récord que superó en 2014: el de goles en la Champions League. El líder era el español Raúl, superestrella del Real Madrid, que sumaba 71. Lionel, primero, lo alcanzó. Y, como si fuera a propósito, un destello inconsciente de omnipotencia, rompió la marca metiendo no sólo un gol, sino tres, y no sólo tres, sino que todos con su pierna menos hábil: la derecha. Glorioso. Ahora, Messi suma 75 pero no puede descansar, porque su archienemigo Cristiano Ronaldo está al acecho, con 72. Este mes se reinicia el principal torneo de Europa, y allí seguirá la lucha.

Repitamos la fórmula anterior y especifiquemos los tres principales récords que Messi persigue:

1) Goles en todas las competiciones europeas. Con sus 76 gritos (75 en Champions, 1 en Supercopa Europea), Messi ya alcanzó a Raúl también en este rubro. Con apenas un gol más, será único líder.

2) Títulos en la Champions League. Hasta el momento, Lío ha levantado tres veces el trofeo. El máximo ganador es Francisco Gento, que la obtuvo en seis ocasiones: 1956, 1957, 1958, 1959, 1960 y 1966. Falta mucho pero, al menos, Barcelona y Messi siguen en carrera en esta temporada.

3) Partidos jugados en la Champions League. Otra vez aparece una estadística que tiene como centro el número de encuentros disputados. Es que la Pulga debutó muy joven y ha tenido una carrera muy constante, de pocas lesiones y mucha seguidilla de fútbol. En la Liga de Campeones, por caso, ya tiene 92 partidos, que muy probablemente (gane o no, siga en Barcelona o no), se transformarán en 100 antes de fin de año. Acá hay una larga lista de futbolistas por superar: Xavi (146), Iker Casillas (144), Raúl (142), Ryan Giggs (137), Clarence Seedorf (125), Paul Scholes (124), Roberto Carlos (120), Paolo Maldini (116), Carles Puyol (115), Thierry Henry (112)… Pero la lógica indica que Messi siempre jugará en equipos poderosos que clasificarán a la Champions. Y hay un mínimo de seis partidos por jugar en fase de grupos. ¿Qué significa? Que sin lesiones, y aunque siempre quedara eliminado en primera ronda, Lionel sumará por lo menos 32 partidos hasta 2019, cuando cumpla 32 años, la edad en la que podría pensar en volver a la Argentina y cumplir su deseo de retirarse en Newell’s. Sólo con eso, ya superaría a Henry, Puyol, Maldini y Roberto Carlos. Insistimos: en caso de que quedara siempre eliminado en primera ronda, situación que jamás vivió en una década de carrera.

Messi en la Selección
Claro que a una parte de la especie humana no le hubiera alcanzado con que Messi brillara en el fútbol europeo, en una liga importante, en un equipo grande y en la principal competencia continental. Si “sólo” hubiera conseguido todo eso, habrían dicho que no la rompió en su Selección, que no sintió la camiseta de su país (?) o hasta que fue un vendepatria.

De todas formas, nada de eso ocurre, porque Lío ha mostrado un gran nivel en la Selección, ha viajado miles de kilómetros para ponerse la celeste y blanca, ha marcado muchos goles y fue parte del único equipo que llegó a una final de la Copa del Mundo en los últimos 24 años. Y si en Sudáfrica 2010 no había hecho goles, en Brasil 2014 metió cuatro hermosos (más su penal en la semifinal contra Holanda) para demostrar que no había embrujo. Sí, sí: algunos miembros de la especie humana le reclaman que su remate en la final del Mundial, contra Alemania, salió a centímetros del palo. Son esas personas a las que, aunque les dones un riñón, se enojan si no las saludás por el día del amigo.

Recopilemos los logros de Messi en la Selección: goleador y campeón del Mundial Sub 20; argentino más joven en jugar un Mundial; medalla de oro en los Juegos Olímpicos 2008; máximo goleador sumando mayores y juveniles (58); más goles en un mismo año: 12 en 2012 (récord compartido con Batistuta); más goles en una Eliminatoria (10); goleador en las Eliminatorias 2010; goleador en las Eliminatorias 2014; jugador que le hizo goles a más selecciones (15)…

En 2015, año en que habrá amistosos, Copa América y comenzarán las Eliminatorias rumbo a Rusia 2018, perseguirá tres récords:

1) Goles en Eliminatorias. Lionel suma 14 en el torneo clasificatorio para la Copa del Mundo, cifra que lo ubica segundo entre los argentinos. Claro que si supera a Hernán Crespo (19), no sólo será líder nacional, sino de toda Sudamérica, porque los máximos anotadores de otros países son dos chilenos, Marcelo Salas e Iván Zamorano, que tienen 18 y 17, respectivamente. Aunque hay que tener cuidado con Luis Suárez, compañero de Messi en el Barcelona. El uruguayo tiene sólo 28 años y ya suma 16 goles en Eliminatorias.

2) Goles en la Selección Mayor. Aquí ya han quedado en el camino Maradona y Crespo. Messi suma 45 gritos y el único que lo supera en la historia es Gabriel Batistuta, con 56. Parece difícil que en lo que le queda de carrera (¿al menos seis años?), Messi no pueda marcar los 12 que le faltan para liderar esta tabla. Próxima chance de acercarse: el 28 de marzo, amistoso contra Sudáfrica en Durban.

3) Partidos en la Selección Mayor. Al final, el apartado de encuentros disputados es cada vez menos raro entre los récords en los que Messi está en carrera. Tiene marcas históricas en Barcelona y también en la Selección, porque ya ha alcanzado los 97 partidos con la Mayor. Teóricamente, podría llegar a los 100 en el segundo partido de la Copa América (a prepararle plaqueta y camiseta especial) y, durante 2015, tiene grandes chances de superar los 106 de Diego Simeone. Luego, sólo le quedarían tres “rivales” más: Javier Mascherano (suma 110, pero todavía está en actividad), Roberto Ayala (115) y Javier Zanetti (145). La del Pupi parece una marca inigualable, pero si sumamos al menos 4 partidos en Copa América, 10 amistosos y los 18 de Eliminatorias, antes del Mundial 2018, Messi ya tendría 129. ¿Qué tal?


Messi y los argentinos
En este apartado nos referiremos solamente a dos rubros: títulos y goles totales. En cuanto a campeonatos ganados, Messi suma 22. Son muchos, pero los enumeramos: Liga Española 2004/05, Mundial Sub 20 2005, Liga Española 2005/06, Champions League 2005/06, Supercopa Española 2006, Juegos Olímpicos 2008, Copa del Rey 2008/09, Liga Española 2008/09, Champions League 2008/09, Supercopa Española 2009, Supercopa Europea 2009, Mundial de Clubes 2009, Liga Española 2009/10, Supercopa Española 2010, Liga Española 2010/11, Champions League 2010/11, Supercopa Española 2011, Supercopa Europea 2011, Mundial de Clubes 2011, Copa del Rey 2011/12, Liga Española 2012/13 y Supercopa Española 2013. 

Está cerca de Alfredo Di Stéfano, que sumó 24. Está en discusión si la Copa Latina, trofeo que la Saeta Rubia ganó dos veces, debe ser considerado un torneo oficial, pero aquí se lo damos como válido. Detrás aparece Esteban Cambiasso, con 23. Aunque está en actividad, el Cuchu juega en el Leicester inglés, club poco habituado a los festejos. 

Desde ahora hasta julio, Messi tiene chances de ganar la Liga Española, la Copa del Rey, la Champions League y la Copa América. Y hasta diciembre, en caso de haber obtenido alguno de los otros títulos, podría sumar la Supercopa Española, la Supercopa Europea y el Mundial de Clubes. Parece difícil que el Barcelona pueda revertir esta racha de 20 meses sin títulos, pero con Messi todo es más sencillo.

El mismo Alfredo Di Stéfano es quien lidera el rubro de goleadores argentinos de todos los tiempos, con 512 conquistas. Lío ya está segundo, con 451, y no tardará demasiado en subir el último escalón que le falta.

Messi en el mundo
¡Cuánto se puede hablar sobre Messi! Llenamos diez páginas con sus estadísticas y podríamos llenar diez más. Pero llegamos al último apartado, el de marcas de todo el planeta. 

Estos son los principales récords que logró: más goles en un año (91 en 2012); más goles en su club durante un año (79 en 2012); más goles en un año en partidos internacionales (25 en 2012); marcó goles en seis torneos distintos de una temporada (2011/12, logro compartido con Pedro); es quien marcó goles en una liga durante más partidos consecutivos (21); el más joven en ganar tres veces el Balón de Oro (24 años); y el único en obtenerlo en cuatro ocasiones.

Desde 2012, en El Gráfico estamos observando las posibilidades de que Messi se convierta, sencilla y contundentemente, en el máximo goleador de la historia del fútbol, titánico título que podría quedar en su poder. 

Siguiendo parámetros arbitrarios pero imparciales (contamos todos los partidos oficiales, los amistosos entre selecciones mayores, y los campeonatos continentales y mundiales juveniles), Lionel Messi suma 451 goles. 

Muchos estadígrafos han decidido no sumarle los goles que convirtió en Barcelona B y Barcelona C, pero es contradictorio, porque esos mismos estadígrafos contabilizan, por ejemplo, los de Batistuta en Fiorentina, Abel Balbo en Udinese, Alessandro Del Piero en Juventus o David Trezeguet en River. Todos ellos han marcado goles en la Segunda División que no están en discusión. Los 6 goles de Messi en el Barcelona B y los 5 en Barcelona C fueron por partidos oficiales de la Segunda y Tercera División de España. El hecho de que se trate de equipos filiales no tiene por qué anular esos tantos. En efecto, constan en los registros de la Real Federación Española de Fútbol. De igual modo, a Raúl se le contabilizan los goles en los equipos filiales de Real Madrid.

Explicado ese detalle (y dejando en claro que a Messi no le contabilizamos sus tres goles en partidos amistosos con la Selección Sub 20), queda mirar la tabla histórica, en la que Messi se ubica 29°. Seguramente escalará algunos puestos más, porque Aleksandar Duric (450), Fernando Peyroteo (450), Dixie Dean (453), Raúl (456) y Roger Milla (457) están muy cerca. Sin embargo, la cosa se pondrá difícil a partir del 9° puesto, porque el brasileño Túlio todavía le lleva 94 al rosarino. Y ni hablar de alcanzar a Romario, rey de la Tierra: ha marcado 762.

Sin embargo, si analizamos la estadística con frialdad, hay resultados sorprendentes. Desde el inicio de su carrera, Messi promedia 40 goles por año. Siguiendo ese parámetro, habría una previsión de 486 a fines de 2015, 526 en 2016, 606 en 2018 y 686 en 2020, cuando Lío cumpliría 33 años y podría meditar la chance de dejar el fútbol. Siguiendo esa lógica, las chances son 50 y 50: si continúa jugando hasta los 36 años, no tendrá problemas en superar a Romario. Si se retira más joven, cansado de las presiones, la tendrá muy difícil.

Pero atención: podemos utilizar otra lógica, porque el promedio de gol de su carrera incluye a versiones de Messi muy jóvenes, que jugaban pocos partidos. En los últimos seis años, en cambio, Lionel ha promediado 59 goles. Y si mantuviera un tiempo más ese nivel superlativo, fíjense cómo cambia la previsión: 505 a fines de 2015, 564 en 2016, 682 en 2018, y 800 en 2020. Sí: a los 33 años, Messi habría superado la línea de Romario. Todas son suposiciones, claro. Un juego que Messi propone con sus logros: el de romper todas las estadísticas futbolísticas que encuentre a su paso


382 Sus goles oficiales con la camiseta del Barcelona. Ya es, por escándalo, el máximo goleador de la historia del club. Segundo quedó César Rodríguez, a años luz: había hecho 232. Messi los hizo en 450 partidos: 0,84 de promedio.

262 Los goles de Messi en la liga española. En 2014 se convirtió en el máximo anotador de la historia, al superar los 251 tantos de Telmo Zarra. Lionel suma 296 partidos en la Primera División española, por lo que tiene un promedio de gol de 0,88.

75 Los goles que acumula Messi en la Champions League, principal torneo de clubes de Europa. Superó cómodamente los 71 del español Raúl, pero no puede confiarse: Cristiano Ronaldo llegó a 72 y está dispuesto a perseguirlo.

58 Sus goles contando la Selección Mayor (45), la Sub 23 (2) y la Sub 20 (11). En este rubro no se incluyen los amistosos juveniles, sólo las competencias oficiales. Nadie marcó tantos como Messi. Lo siguen Batistuta (56) y Hernán Crespo (50).

2 Los goles que hizo Messi en la Copa América. Fueron ante Perú y México durante la edición 2007. En la de 2011, jugada en nuestro país, disputó 4 partidos y no marcó. El promedio de gol es bajo para él: 0,2 (2 en 10 partidos). En 2015 tendrá revancha.

Publicado en El Gráfico N°4454 (febrero de 2015)

1 comentario:

  1. Hola Martín, la razón de que en España no tengan en cuenta en las estadísticas los goles realizados por Messi en el Barcelona B y C es porque estos fueron realizados en segunda división B y en tercera, que son categorías consideradas como amateur, no profesionales. Las únicas divisiones profesionales son primera y segunda división, y aquí siempre se tienen en cuenta los goles como profesional. Aunque el barcelona B es considerado como club profesional, cuando Messi jugó en él jugaba en una categoría amateur, por eso no se le cuentan como profesional.

    ResponderEliminar